Investigadores chinos llevarán a cabo el primer ensayo clínico con CRISPR en humanos

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

Un equipo de investigadores chinos podría ser el primero en utilizar la conocida técnica de edición del genoma CRISPR-Cas9 en un ensayo clínico en humanos. El proyecto acaba de obtener los últimos permisos y si se inicia en el plazo establecido, China se consolidaría como vanguardia en la utilización de CRISPR, completando un magnífico triplete iniciado tras ser el primer país en utilizar CRISPR para modificar el genoma de embriones humanos (que no eran viables) y generar monos con mutaciones específicas.

CRISPR en humanos. Imagen: Ernesto del Aguiila, National Human Genome Research Institute (www.genome.gov).

La tecnología CRISPR se ha revelado como una herramienta de gran potencial para llevar a cabo terapia génica. No obstante, todavía no ha sido utilizada en humanos. Un equipo de investigadores chicos acaba de anunciar el que será el primer ensayo clínico en humanos en el que se utilizará CRISPR. Imagen: Ernesto del Aguiila, National Human Genome Research Institute (www.genome.gov).

En el ensayo clínico, revela Nature en exclusiva, participarán pacientes con cáncer de pulmón microcítico con metástasis, en los que las terapias disponibles en la actualidad – como la quimioterapia o radioterapia –hayan fracasado. Los investigadores extraerán linfocitos de la sangre de los pacientes y los modificarán con el sistema de edición genómica CRISPR-Cas9 para inhabilitar el gen que codifica para la proteína PD-1. La inhibición o bloqueo de PD-1 en los linfocitos interrumpe un punto de control inmunitario y tiene como objetivo que  la acción contra el cáncer de éstas células inmunitarias sea más efectiva. De hecho, la utilización de anticuerpos frente a PD-1 ha sido aprobada recientemente como inmunoterapia para el tratamiento del cáncer de pulmón. Se espera, no obstante que la modificación del genoma proporcione una interrupción de la función de PD-1 más sostenida y precisa que los anticuerpos frente a la proteína.

CRISPR en humanos Imagen: Alex Ritter, Jennifer Lippincott Schwartz and Gillian Griffiths, National Institutes of Health.

Linfocito (azul) atacando una célula tumoral. En el lugar de unión del linfocito con la célula tumoral se muestra una acumulación de moléculas de señalización (en rosa) que indican que se ha identificado una diana. Los gránulos rojos contienen componentes citotóxicos que viajan por el citoesqueleto (en verde) hacia el sitio de contacto donde son secretados para matar la célula diana. Imagen: Alex Ritter, Jennifer Lippincott Schwartz and Gillian Griffiths, National Institutes of Health.

Las células en las que se interrumpa con éxito el gen responsable de PD-1, serán amplificadas en laboratorio y validadas para asegurar que no se introducen mutaciones en otros genes (situación que podría llevar a resultados no esperados). A continuación, serán introducidas de nuevo en los pacientes, donde tras alcanzar el tejido tumoral, los investigadores confían que serán capaces de activar una respuesta inmunitaria contra las células del cáncer que han resistido otro tipo de tratamientos. No obstante, los investigadores reconocen que no están completamente seguros de que las células modificadas no desencadenen una respuesta autoinmune excesiva.

Un ensayo clínico en fase I estará destinado a comprobar la seguridad de la tecnología. El equipo de investigadores, dirigido por Lu You, oncólogo en el Sichuan University’s West China Hospital, planea comenzar con un único paciente, que será monitorizado de forma rigurosa para evaluar el efecto del tratamiento sobre el cáncer y para detectar la posible aparición de efectos adversos. Si todo va bien, analizarán el efecto de tres regímenes de dosis diferentes en 10 pacientes.

Todo apunta a que el ensayo aprobado en China va a ser el primero de muchos. Un ensayo similar, financiado por el expresidente de Facebook, Sean Parker, ha sido aprobado ya por el Instituto Nacional de Salud de EE.UU., pero está pendiente de obtener el permiso definitivo por parte de la Agencia de Alimentos y Medicamentos del país.  Además la Empresa Editas Biotechnologies ha manifestado su interés en usar CRISPR en un ensayo clínico para tratar una forma de ceguera poco frecuente. La modificación del genoma humano ya ha sido llevada a cabo en ensayos con pacientes humanos utilizando otras tecnologías de edición genómica. No obstante, dada la versatilidad y mayor facilidad para utilizar el sistema CRISPR, si los resultados son positivos, podría ser el principio de una nueva era en el campo de la medicina.

Fuentes:

Cancer immunotherapy. http://www.cancerresearch.org/cancer-immunotherapy/impacting-all-cancers/lung-cancer

CRISPR Gene Editing to Be Tested on People by 2017, Says Editas. https://www.technologyreview.com/s/543181/crispr-gene-editing-to-be-tested-on-people-by-2017-says-editas/

Kaiser J. First proposed human test of CRISPR passes initial safety review. Science. 2016. Doi: 10.1126/science.aaf5796

Cyranosky D. Chinese scientists to pioneer first human CRISPR trial. Nature. 2016. Doi: 10.1038/nature.2016.20302

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

Deja un comentario