Imegen

Miocardía hipertrófica: la inclusión racial y étnica mejora la validez y precisión de la medicina genómica

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

Un estudio recientemente publicado en el New England Journal of Medicine señala la importancia de llevar a cabo los estudios genéticos en diferentes poblaciones al encontrar que pruebas genéticas basadas en ensayos en población blanca, han llevado al diagnóstico erróneo del riesgo a desarrollar miocardiopatía hipertrófica en los familiares de pacientes con ancestros africanos.

Imagen: Jane Ades (National Human Genome Research Institute, www.genome.org)

Las pruebas genéticas pueden llevar al diagnóstico erróneo de anomalías cardiacas letales en ciertas poblaciones, cuando las variantes genéticas no se interpretan en el contexto de las diferencias genéticas poblacionales. Imagen: Jane Ades (National Human Genome Research Institute, www.genome.org)

La miocardiopatía hipertrófica, causa común de arresto cardiaco súbito, se caracteriza por un engrosamiento del miocardio que dificulta la capacidad del corazón para bombear sangre, relajarse o llenarse de sangre. En muchos casos, el análisis del genoma de los pacientes con miocardiopatía hipertrófica permite identificar cambios genéticos responsables de la patología, lo que a su vez lleva a poder estimar el riesgo de los familiares a desarrollar la enfermedad. En este contexto, la correcta interpretación de las variantes genéticas encontradas en los pacientes resulta un punto crucial para poder tomar medidas preventivas dirigidas a minimizar la posibilidad de un suceso cardiaco adverso.

Mediante el análisis de información genómica disponible en bases de datos públicas, los investigadores identificaron aquellas variantes genéticas previamente consideradas como responsables de la miocardiopatía hipertrófica que se presentan con frecuencia en la población general, estudiaron su frecuencia en diferentes poblaciones y evaluaron su carácter patogénico en las mismas, a partir de datos clínicos de pacientes.

De este modo encontraron que muchos pacientes, todos de ellos de origen africano o no especificado habían recibido resultados positivos con variantes incorrectamente clasificadas como patogénicas (a partir de la información disponible en el momento del diagnóstico) que en la actualidad se consideran benignas. Entre las causas de los errores en la clasificación, se encuentra el hecho de que los resultados iniciales provenían de un mal diseño de los ensayos clínicos, en los que únicamente se había incluido participantes blancos. Los autores señalan que la inclusión de estadounidenses negros en los controles, habría prevenido estos errores de clasificación.

Los resultados obtenidos en el caso de la miocardiopatía hipertrófica podrían no ser los únicos en los que se ha llevado a cabo una incorrecta interpretación debido a llevar a cabo los análisis en muestras sesgadas por las características étnicas de las poblaciones. “Creemos que lo que hemos estado viendo en el caso de la cardiomiopatía hipertrófica podría ser la punta del iceberg de un problema más grande que trasciende más allá de una única enfermedad genética,” señala Arjun Manrai, investigador en el Departamento de Informática Biomédica de la Universidad de Harvard y primer firmante del artículo. “Esperamos que nuestro estudio motive a llevar a cabo una revisión sistemática de este asunto en otras condiciones genéticas.”

Anatomía del corazón humano. Miocardiopatía hipertrófica By Patrick J. Lynch, medical illustrator (Patrick J. Lynch, medical illustrator) [CC-BY-2.0 https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/

Variantes previamente consideradas como responsables de miocardiopatía hipertrófica se consideran benignas en la actualidad, tras analizar diferentes poblaciones. Imagen: Anatomía del corazón humano. Patrick J. Lynch, ilustrador médico (CC-BY-2.0 https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/).

Los autores del trabajo señalan que la historia presentada en el mismo es bien conocida por los profesionales de la genética pero que los expertos clínicos pueden estar menos familiarizados. Además indican que los resultados tienen también fuertes implicaciones políticas para asegurar la mejor medicina para todos.

“Nuestro estudio ilustra de forma poderosa, la importancia de la diversidad racial y étnica en la investigación,” apunta Zak Kohane, profesor de la Universidad de Harvard y director del trabajo. “La inclusión racial y étnica mejora la validez y precisión de los ensayos clínicos y haciendo eso, permite guiar mejor la toma de decisiones y selección de terapia óptima en la práctica clínica. Esta es la esencia de la medicina de precisión.”

Los investigadores proponen algunos pasos para ayudar a evitar la incorrecta adjudicación de variantes causales. En primer lugar sugieren la secuenciación de diferentes poblaciones, lo que permitiría evaluar nuevas variantes y reevaluar las ya conocidas. Además, indican que si investigadores y laboratorios de pruebas genéticas adoptaran pautas de trabajo probabilísticas con las que obtener riesgos relativos, se reduciría la confusión en las evaluaciones de patogenicidad. También señalan que reevaluar la literatura existente referente a las variantes causales de enfermedades depende de compartir los datos de forma continua y estandarizar los informes. Por último, indican que conforme la anotación de variantes se vaya actualizando, los sistemas clínicos deberían hacer disponible esta información a los médicos y laboratorios de análisis genético en tiempo real.

“La sinergia entre perspectivas clínicas, genéticas, estadísticas y políticas es necesaria para asegurar que la medicina genómica beneficia a todas las poblaciones equitativamente,” concluye el trabajo.

Referencia: Manrai AK, et al. Genetic Misdiagnoses and the Potential for Health Disparities. N Engl J Med. 2016 Aug 18;375(7):655-665. Doi: 10.1056/NEJMsa1507092

Fuente: Imprecise Diagnosis. http://hms.harvard.edu/news/imprecise-diagnoses

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


Acepto el Aviso Legal