El IV Congreso Nacional de Científicos Emprendedores da visibilidad a la figura del científico que emprende e inspira a las nuevas generaciones

 

Tate Ghazaryan

 

Con más de 350 participantes, Barcelona acogió el pasado viernes 24 de febrero el IV Congreso de Científicos Emprendedores, nacido bajo el paraguas de la AEEC (Asociación Española de Emprendedores Científicos). Desde su primera edición el propósito de este congreso ha sido reunir, conectar y crear sinergias entre los actores del entorno emprendedor-científico español. Por otro lado, se ha querido dar visibilidad a la figura del científico que emprende, e inspirar a las nuevas generaciones a  crear valor a través  de las startups.

 

Cartel anunciante del IV Congreso de Científicos Emprendedores.

 

Entorno y Organización del evento

cientificos emprendedores

Ponentes y asistentes del IV Congreso de Científicos Emprendedores participaron activamente en todo momento. Imagen: AECC.

El entorno encargado de dar acogida a esta cuarta edición ha sido el impresionante Museo de Ciencia de CosmoCaixa Barcelona. Un lugar perfecto para el congreso, que destacó tanto por la calidad de los ponentes y asistentes, que participaron activamente en todo momento, como por la organización. El congreso se distribuyó en conferencias, mesas redondas, talleres prácticos, presentaciones en formato de elevator pitch de algunos proyectos, speed-dating con inversores y mentores, y el indispensable networking para fomentar la interacción y contacto entre todos los presentes.

Los asistentes, pudieron aprender sobre temas más concretos a través de Workshops paralelos: talleres de una hora de duración, y en grupos reducidos donde los expertos profundizaron en temas como  la elaboración de un plan de negocio, modelos alternativos de financiación, Market Access en fases tempranas, oratoria, marca personal emprendedora y buenas prácticas en investigación e innovación.

Destacaron las mesas redondas en las que se trataron temas tan importantes como los innovadores formatos de comunicar de los emprendedores, las fuentes y etapas de financiación de startups de base científica-tecnológica, la importancia de la transferencia tecnológica y del  ecosistema emprendedor e innovador.

La voz de la experiencia

Algunos emprendedores relataron sus experiencias y testimonios, destacando la importancia de un equipo heterogéneo. Mencionaron la importancia de socios adecuados con los que compartir visión y valores, así como la importancia de establecer un pacto de socios con cláusulas bien definidas.

cientificos emprendedores

El congreso se distribuyó en conferencias, mesas redondas, talleres prácticos, presentaciones en formato de elevator pitch de algunos proyectos, speed-dating con inversores y mentores, y el indispensable networking. Imagen: AECC.

Por supuesto que sin financiación no hay emprendimiento. Para tratar este tema, se organizó una mesa redonda con representantes de las diferentes formas y fases de financiación para startups científico-tecnológicos. Entre las distintas modalidades se habló de los fondos provenientes de banca como Caixa Capital Risc, compañías privadas de capital riesgo como Healthequity o Ysios Capital, plataforma de equity croudfunding para proyectos biotech como Capitall Cell, y no menos importante ACCIÓ, una iniciativa de la Generalitat de Catalunya, que entre otras funciones, destaca por ayudar a las empresas en el acceso a financiaciones.

Dado que los proyectos de emprendimiento son más una carrera de fondo que de velocidad, no está demás utilizar las recomendaciones de los inversores y otros ponentes para elaborar un plan propio de competitividad. En la mesa redonda de “Financiación de Startups científico-tecnológicos”  se remarcó la importancia de elaborar una estrategia para proteger la propiedad intelectual, valorar los posibles riesgos del proyecto y trazar un camino regulatorio valorando sus costes. En otras ponencias se habló también del formato e impacto de elaborar un plan de negocio bien estructurado, coherente y equilibrado como los cimientos de un proyecto.  Se incidió en mostrar resultados, al ser posible, que validen la demanda de nuestro producto en el mercado. Todas estas premisas no son la garantía del éxito para una startup, sin embargo son útiles como guías que pueden ser de ayuda en el proceso de emprendimiento.

Futuro y Tendencias del emprendimiento científico

El congreso incluía mesas redondas en las que se debatió sobre la transferencia tecnológica.

Siendo parte inevitable de la era digital, el entorno emprendedor científico no queda exento del impacto que han tenido las nuevas tecnologías de la comunicación. Así pues, en una de las mesas redondas se habló de la importancia de construir una identidad y reputación digital, de forma individual o corporativa, para no convertirnos en unos “sin techo digitales”, como mencionó Mónica Moro (Responsable de Comunicación, e-business y RSC de Grupo Menarini).  Además se recalcó la aportación de valor y la originalidad como la mejor forma de destacar  entre la multitud de publicaciones.

Como tendencias de futuro se habló de la creciente cultura de inversión y llegada de capital a  España, la especialización de los fondos de forma sectorial, un aumento en la calidad de los equipos y CEOs,  y una creciente convergencia tecnológica (por ejemplo biotecnología con big data). También se percibió una mayor tendencia a invertir en proyectos científicos relacionados con biotecnología y salud. Por último la más esperanzadora e inspiradora tendencia de la que se habló es la creciente valoración del retorno social, y no solo económico, de los proyectos de base científica.

No se podría hablar de emprendimiento científico-tecnológico sin tener en cuenta la transferencia tecnológica. En una de las mesas redondas Pere Condom (Director del Programa Catalunya Emprèn) definió la transferencia tecnológica como “el encargado de trasladar los beneficios de la ciencia a la sociedad”. También mencionó que las reglas de la ciencia son mundiales y para poder transferir, primero hay que generar ciencia de calidad en los centros de investigación y universidades. Solo entonces, es posible aplicar las innovaciones, bien sea en empresas existentes, o bien mediante la creación de startups, que se han convertido en el instrumento para sacar provecho a toda la inversión de la sociedad occidental en generar conocimiento.

Para concluir, se hizo hincapié en la importancia de fomentar la creación de conocimiento e interacción entre los participantes de un ecosistema emprendedor, como un modo de desarrollo, atracción de talento y valor, y que finalmente un gran impacto tanto a nivel social como económico.

Fueron dos intensas jornadas en las que se sembró inspiración, conocimiento, motivación  y contactos. Y quién sabe cuántas ideas, proyectos de valor o iniciativas podrán germinar como resultado.

 

 

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

Deja un comentario