La sangre de ratones jóvenes contrarresta efectos de la edad en ratones envejecidos

La exposición a sangre joven puede contrarrestar los efectos del envejecimiento en ratones de edad avanzada y recuperar las capacidades mentales que se pierden durante el envejecimiento, según afirma el equipo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Standford, liderado por el doctor Tony Wyss-Coray.

Para llegar a tales conclusiones, los investigadores utilizaron pares de ratones en los cuales ambos sistemas circulatorios habían sido conectados mediante cirugía (ratones parabióticos) y observaron los cambios moleculares, neuroanatómicos y neurofisiológicos producidos en el hipocampo, área cerebral relacionada con ciertos aspectos de la memoria que resulta especialmente vulnerable al proceso de envejecimiento normal. Además, estudiaron las habilidades cognitivas de ratones envejecidos a los cuales inyectaron plasma procedente de ratones jóvenes.

Los resultados mostraron que los hipocampos de los ratones de edad avanzada que habían sido emparejados con ratones jóvenes o recibido su plasma presentaban mayor densidad de espinas dendríticas, mayor plasticidad sináptica y mejoría de las alteraciones cognitivas relacionadas con la edad que los ratones envejecidos emparejados con ratones de su misma edad. Las mejorías observadas en las habilidades cognitivas desaparecían si el plasma proporcionado al ratón era sometido a altas temperaturas, lo que indica que una o varias proteínas son responsables de los efectos observados, ya que el calor intenso desnaturaliza las proteínas.

Se desconoce si este tratamiento resultaría efectivo en humanos, en los que podría tener aplicaciones importantes en el tratamiento de las enfermedades neurodegenerativas. En cualquier caso, resulta prometedor saber que algunos de los efectos del envejecimiento en el cerebro pueden ser revertidos.

Referencia: Young blood reverses age-related impairments in cognitive function and synaptic plasticity in mice. Nat Med. 2014 May 4. doi: 10.1038/nm.3569. http://www.nature.com/nm/journal/vaop/ncurrent/full/nm.3569.html#affil-auth

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario