Papel de la proteína S1PR2 en el desarrollo de la esclerosis múltiple en mujeres

La esclerosis múltiple es una enfermedad autoinmune que se presenta con mayor frecuencia en mujeres, por causas todavía no determinadas. Una de las principales características de la enfermedad es la alteración de la permeabilidad de la barrera hematoencefálica (capa de células endoteliales que separa el sistema nervioso central de la circulación sanguínea) lo que permite la entrada en el sistema nervioso central de linfocitos activados que atacan la banda de mielina que recubre los axones neuronales, distorsionando la comunicación neuronal.

Investigadores de la Washington University School of Medicine han descubierto que los niveles de la proteína S1PR2 (Sphingosine-1-Phosphate Receptor 2) son superiores en mujeres con esclerosis múltiple respecto a hombres, así como en regiones del sistema nervioso central sensibles a la enfermedad, proporcionando una explicación a las diferencias de género en la frecuencia de la enfermedad y un mecanismo para la disfunción de la barrera hematoencefálica.

Utilizando una línea de ratón que reproduce el dimorfismo sexual de la esclerosis múltiple, los investigadores llevaron a cabo microarrays de expresión para identificar genes que se expresaran más en las hembras y en regiones cerebrales afectadas por la enfermedad. S1PR2 se encontraba entre los genes identificados y debido a su función reguladora de la permeabilidad vascular constituía el mejor candidato por su posible implicación en la permeabilidad de la barrera endotelial del sistema nervioso central.

Los investigadores observaron que los niveles de S1PR2 no sólo eran más elevados en las hembras en el modelo de ratón, sino también en muestras post-mortem de mujeres que habían padecido esclerosis múltiple, al compararlas con muestras de varones. En ratón, la inactivación genética o farmacéutica de S1PR2 reducía la severidad de la enfermedad y la permeabilidad de la barrera hematoencefálica en las hembras, confirmando el papel de la proteína en la enfermedad.

Por último, los investigadores analizaron el mecanismo de actuación de S1PR2 y encontraron que la señalización vía S1PR2 altera la función y estructura de la barrera hematoencefálica del a través de rutas dependientes de la endocitosis de caveolina, Rho/ROCK y CDC42, que llevan a la rotura de uniones adherentes y pérdida de la polaridad de la expresión de CXCL12.

Estos resultados apuntan a S1PR2 como una diana prometedora contra la esclerosis múltiple, al menos en mujeres, para estabilizar la barrera hematoencefálica y evitar las consecuencias de su mal funcionamiento. También arrojan un rayo de luz en los intentos de explicar por qué la enfermedad se presenta con mayor frecuencia en mujeres.

Referencia: Enhanced sphingosine-1-phosphate receptor 2 expression underlies female CNS autoimmunity susceptibility. J Clin Invest. 2014 May 8. pii: 73408. doi: 10.1172/JCI73408. http://www.jci.org/articles/view/73408

Neurona recubierta de mielina. Roadnottaken at the English language Wikipedia [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) or CC-BY-SA-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/)], via Wikimedia Commons

Neurona recubierta de mielina. Roadnottaken at the English language Wikipedia [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html) or CC-BY-SA-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/)], via Wikimedia Commons

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)