Un microARN para el tratamiento de la osteoporosis o metástasis óseas

Los microARNs son moléculas de ARN no codificante que participan en la regulación de la expresión de los genes en múltiples procesos biológicos. Un estudio, publicado en la revista Nature señala a una de estas moléculas de ARN, denominada miR-34a, como un nuevo supresor de la formación de osteoclastos y absorción ósea, lo que conlleva importantes implicaciones para el tratamiento de la osteoporosis o metástasis óseas.

El trabajo, dirigido por la Dra. Yihong Wan, miembro del UT Southwestern Harold C. Simmons Cancer Center, muestra que ratones con niveles aumentados de miR-34a tienen una mayor densidad ósea y menor tasa de rotura de huesos. Además, la inyección de nanopartículas que contienen el microARN, reduce tanto la pérdida de masa ósea en ratones con osteoporosis post-menopaúsica, como la metástasis ósea en modelos de ratón de cáncer de pecho o piel.

Los osteoclastos son células encargadas de reabsorber el tejido óseo y que, junto a los osteoblastos, que lo sintetizan, mantienen en equilibrio la masa ósea. Cuando hay un exceso de osteoclastos, aumentan los niveles de reabsorción ósea, y los huesos se vuelven más frágiles. En el caso de las metástasis óseas, las células cancerosas procedentes de otros tumores viajan al hueso donde establecen un nuevo nicho, en un proceso mediado por los osteoclastos. El microARN miR-34a ejerce su función bloqueando el desarrollo de los osteoclastos y reduciendo ambos efectos, la reabsorción del hueso y la supresión de la metástasis ósea.

Los resultados obtenidos en ratón tienen el potencial de ser trasladados a humanos, ya que la secuencia de miR-34a está conservada entre ambas especies y además se ha observado que miR-34a inhibe la diferenciación a osteoclastos en células mononucleadas humanas de sangre periférica. Los investigadores confían en que este descubrimiento conduzca al desarrollo de moléculas que mimeticen a miR34a para el tratamiento de la osteoporosis y de cánceres que cursen metástasis del hueso.

Referencia: miR-34a blocks osteoporosis and bone metastasis by inhibiting osteoclastogenesis and Tgif2. Nature 2014 doi:10.1038/nature13375

Por Robert M. Hunt at en.wikipedia [Public domain], a través de Wikimedia Commons

Osteoclasto. Por Robert M. Hunt at en.wikipedia [Public domain], a través de Wikimedia Commons

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


Acepto el Aviso Legal