Eritrocitos de diseño con funciones terapéuticas

Investigadores del Whitehead Institute en Massachusetts, EEUU, han llevado a cabo modificaciones genéticas y enzimáticas de los eritrocitos de la sangre que hacen posible el transporte de compuestos de interés a localizaciones específicas del organismo.

El método se aprovecha de algunas de las características de los eritrocitos, que los convierten en un excelente medio para desarrollar aplicaciones terapéuticas. En primer lugar, los eritrocitos son un tipo celular muy abundante que se distribuye y circula por gran parte del organismo. Además, su vida media es extensa, alcanzando hasta 120 días en humanos y 50 en ratón. Por último, los eritrocitos maduros carecen de núcleo, por lo que si se modifican genéticamente las células precursoras de los eritrocitos, tras su diferenciación y pérdida del núcleo (con su correspondiente material hereditario) no quedan rastros de las alteraciones genéticas introducidas.

Teniendo en cuenta estas características, los investigadores introdujeron en células precursoras de eritrocitos genes que expresaran proteínas de la superficie modificadas. Al madurar los eritrocitos, estas proteínas permanecían en la membrana, donde eran sometidas a otra modificación enzimática, consistente en el establecimiento de un enlace covalente entre la proteína de superficie y una sustancia de elección, que podría ser un anticuerpo, un fármaco, una antitoxina o una sonda para utilizarse en diagnóstico, entre otras posibilidades. Los eritrocitos diseñados con anticuerpos específicos tienen el potencial de poder quedar retenidos en determinadas localizaciones del cuerpo, lo que permitiría tener como diana a poblaciones de células concretas.

El método, probado en ratones y células humanas, permite diseñar eritrocitos modificados con cualquier componente, en condiciones nativas y con un riesgo mínimo de dañar su estructura en el proceso.

Las aplicaciones resultan sorprendentes. Eritrocitos fabricados con moléculas terapéuticas en su interior y módulos de especificidad celular en su membrana podrían distribuir su contenido a tejidos o localizaciones específicas. O en el caso de incluir por ejemplo sondas de imagen, permitir llevar a cabo diagnósticos. O con anticuerpos en su superficie, podrían utilizarse para neutralizar toxinas en el organismo.

El método ha llamado la atención de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada en Defensa (DARPA en sus siglas en inglés) del Gobierno Militar de los EEUU, la cual está apoyando la investigación con el objetivo de desarrollar tratamientos o vacunas frente a armas biológicas.

“Queríamos crear eritrocitos de elevado valor, que no transportaran simplemente oxígeno.”, ha manifestado Harvey Lodish, director del trabajo junto a Hidde Ploegh. “Hemos establecido la tecnología para crear eritrocitos de ratón y humanos en cultivo que pueden expresar lo que queramos y potencialmente ser utilizados con fines terapéuticos o de diagnóstico.

Referencia: Shi J et al.Engineered red blood cells as carriers for systemic delivery of a wide array of functional probes. Proc Natl Acad Sci U S A. 2014 Jun 30. pii: 201409861.

Fuente: http://wi.mit.edu/news/archive/2014/engineered-red-blood-cells-could-carry-precious-therapeutic-cargo

Eritrocitos. Imagen: By MDougM (Own work) [Public domain], via Wikimedia Commons

Eritrocitos. Imagen: By MDougM (Own work) [Public domain], via Wikimedia Commons

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


Acepto el Aviso Legal