Las mutaciones patogénicas del ADN mitocondrial son comunes en las personas sanas

Cada célula de nuestro organismo contiene una población de mitocondrias, con sus correspondientes moléculas de ADN mitocondrial. Como consecuencia, es posible que una misma célula tenga mitocondrias cuyo material hereditario incluya una o más mutaciones y mitocondrias que mantengan su genoma intacto. A este fenómeno de heterogeneidad en la composición del ADN mitocondrial se le denomina heteroplasmia y está implicado en un amplio abanico de enfermedades humanas. En éstas, para que se manifieste el fenotipo en cuestión, las mitocondrias portadoras de mutaciones patogénicas deben alcanzar un número determinado. Así, se han encontrado mutaciones en el ADN mitocondrial con elevada frecuencia, no sólo en pacientes con enfermedades mitocondriales, sino también en cáncer, en enfermedades neurodegenerativas o durante el envejecimiento.

La presencia de heteroplasmia en la población sana es también un hecho contrastado, sin embargo, su potencial patogénico no ha sido totalmente caracterizado.

Con esta perspectiva un estudio de la Universidad de Cornell en EEUU, dirigido por Zhenglong Gu, ha cuantificado la heteroplasmia en individuos sanos y encontrado la presencia, a baja frecuencia, de mutaciones mitocondriales altamente patogénicas.

Los investigadores analizaron el genoma mitocondrial de más de 1000 individuos, obtenido del proyecto 1000 Genomas, y encontraron que un 90% de la población es portadora de al menos un cambio en heteroplasmia y, lo que es más importante, al menos un 20% de los individuos son portadores de cambios heteroplásmicos implicados en enfermedades.

Además, el equipo generó un modelo con todas las variaciones posibles del genoma mitocondrial y evaluó computacionalmente su posible efecto patogénico. Encontraron que la selección purificadora (aquella encargada de eliminar los cambios deletéreos) que actúa sobre los cambios en heteroplasmia es débil, lo que puede tener importantes implicaciones clínicas, ya que eleva el potencial patogénico de la heteroplasmia. Los modelos computacionales establecen que la vida de un individuo es más que suficiente para que a través de las divisiones celulares, con la consiguiente multiplicación de mitocondrias y  su correspondiente ADN, las mutaciones heteroplásmicas  a baja frecuencia puedan alcanzar el límite crítico para la manifestación de una enfermedad.

Los planes de futuro para el grupo de investigadores  están encaminados al estudio del fenómeno de la heteroplasmia en células individuales y en muestras de diferentes tejidos. “Entender cómo cambia la frecuencia de los cambios heteroplásmicos a lo largo de la vida de una persona podría ayudar a controlar la progresión de la enfermedad o del envejecimiento”, indica Gu.

Referencia: Ye K, et al. Extensive pathogenicity of mitochondrial heteroplasmy in healthy human individuals. Proc Natl Acad Sci U S A. 2014 Jul 7. pii: 201403521.doi: 10.1073/pnas.1403521111

Célula mostrando en amarillo las mitocondrias, azul el ADN y en púrpura los filamentos de actina. Imagen: Dylan Burnette and Jennifer Lippincott-Schwartz, Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development, National Institutes of Health

Célula mostrando en amarillo las mitocondrias, azul el ADN y en púrpura los filamentos de actina. Imagen: Dylan Burnette and Jennifer Lippincott-Schwartz, Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development, National Institutes of Health

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)