Nuevos datos para el desarrollo de vacunas eficientes contra la tuberculosis

A pesar de la importante reducción en la tasa de mortalidad por tuberculosis de los últimos años, esta enfermedad sigue siendo la segunda causa de muerte por un agente infeccioso del mundo y más de un millón de personas sigue muriendo cada año debido a ella.

En la especie humana, la tuberculosis está causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis, que también puede afectar al ganado, con las consiguientes repercusiones económicas o de transmisión a humanos a través de la leche sin pasteurizar. Una especie bacteriana cercana, Mycobacterium bovis, es responsable de la tuberculosis bovina. Sin embargo, aun en el caso de que ésta se transmita al hombre, es rara su transmisión a otras personas, a diferencia de M. tuberculosis, mucho más virulenta.

Un equipo de la Universidad de Zaragoza, en colaboración con el Instituto Pasteur de Paris ha identificado las mutaciones específicas responsables de la reducida eficacia y virulencia de M. bovis en humanos abriendo un nuevo camino hacia el diseño de nuevas vacunas para la tuberculosis humana.

Mediante la utilización de genómica comparativa, genética molecular y ensayos de virulencia, los investigadores encontraron y evaluaron el impacto de 3 polimorfismos de un único nucleótido (SNPs en sus siglas en inglés) en la rama evolutiva de la bacteria M. bovis. Los cambios se localizan en los genes phoPR, de conocido efecto en la virulencia e inmunogenicidad de M. tuberculosis.

Los resultados del equipo indican que los SNPs alteran la producción y secreción de factores de patogenicidad y proporcionan un mecanismo para explicar por qué M. bovis no es eficiente en la trasmisión de la enfermedad entre humanos. Además, la introducción de esos cambios específicos en M. tuberculosis, el agente infeccioso de la tuberculosis en humanos, redujo su virulencia, confirmando los resultados.

Además de proporcionar información importante sobre la evolución de los linajes bacterianos del género Mycobacterium, los resultados obtenidos ofrecen una vía para el desarrollo de vacunas más eficaces para la tuberculosis. La vacuna actual contra la tuberculosis está basada en una versión atenuada de M. bovis, cuyo objetivo es inducir la producción de anticuerpos neutralizantes en el ser humano. Sin embargo, la eficacia de estos anticuerpos es limitada, debido a que no se han generado específicamente contra la especie más virulenta en humanos. Los resultados del estudio de la Universidad de Zaragoza plantean la posibilidad de atenuar la virulencia de la bacteria que afecta a humanos, M. tuberculosis, introduciendo las mutaciones observadas en M. bovis y desarrollar vacunas frente a ella.

Referencia:  Gonzalo-Asensio J, et al. Evolutionary history of tuberculosis shaped by conserved mutations in the PhoPR virulence regulator. ProcNatl Acad Sci U S A. 2014 Jul 21. pii: 201406693.

Mycobacterium tuberculosis. Imagen Janice Carr Content Providers(s): CDC/ Dr. Ray Butler; Janice CarrTimVickers at en.wikipedia [Public domain], from Wikimedia Commons

Mycobacterium tuberculosis. Imagen Janice Carr Content Providers(s): CDC/ Dr. Ray Butler; Janice CarrTimVickers at en.wikipedia [Public domain], from Wikimedia Commons

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)