Nuevos datos para el desarrollo de vacunas eficientes contra la tuberculosis

A pesar de la importante reducción en la tasa de mortalidad por tuberculosis de los últimos años, esta enfermedad sigue siendo la segunda causa de muerte por un agente infeccioso del mundo y más de un millón de personas sigue muriendo cada año debido a ella.

En la especie humana, la tuberculosis está causada por la bacteria Mycobacterium tuberculosis, que también puede afectar al ganado, con las consiguientes repercusiones económicas o de transmisión a humanos a través de la leche sin pasteurizar. Una especie bacteriana cercana, Mycobacterium bovis, es responsable de la tuberculosis bovina. Sin embargo, aun en el caso de que ésta se transmita al hombre, es rara su transmisión a otras personas, a diferencia de M. tuberculosis, mucho más virulenta.

Un equipo de la Universidad de Zaragoza, en colaboración con el Instituto Pasteur de Paris ha identificado las mutaciones específicas responsables de la reducida eficacia y virulencia de M. bovis en humanos abriendo un nuevo camino hacia el diseño de nuevas vacunas para la tuberculosis humana.

Mediante la utilización de genómica comparativa, genética molecular y ensayos de virulencia, los investigadores encontraron y evaluaron el impacto de 3 polimorfismos de un único nucleótido (SNPs en sus siglas en inglés) en la rama evolutiva de la bacteria M. bovis. Los cambios se localizan en los genes phoPR, de conocido efecto en la virulencia e inmunogenicidad de M. tuberculosis.

Los resultados del equipo indican que los SNPs alteran la producción y secreción de factores de patogenicidad y proporcionan un mecanismo para explicar por qué M. bovis no es eficiente en la trasmisión de la enfermedad entre humanos. Además, la introducción de esos cambios específicos en M. tuberculosis, el agente infeccioso de la tuberculosis en humanos, redujo su virulencia, confirmando los resultados.

Además de proporcionar información importante sobre la evolución de los linajes bacterianos del género Mycobacterium, los resultados obtenidos ofrecen una vía para el desarrollo de vacunas más eficaces para la tuberculosis. La vacuna actual contra la tuberculosis está basada en una versión atenuada de M. bovis, cuyo objetivo es inducir la producción de anticuerpos neutralizantes en el ser humano. Sin embargo, la eficacia de estos anticuerpos es limitada, debido a que no se han generado específicamente contra la especie más virulenta en humanos. Los resultados del estudio de la Universidad de Zaragoza plantean la posibilidad de atenuar la virulencia de la bacteria que afecta a humanos, M. tuberculosis, introduciendo las mutaciones observadas en M. bovis y desarrollar vacunas frente a ella.

Referencia:  Gonzalo-Asensio J, et al. Evolutionary history of tuberculosis shaped by conserved mutations in the PhoPR virulence regulator. ProcNatl Acad Sci U S A. 2014 Jul 21. pii: 201406693.

Mycobacterium tuberculosis. Imagen Janice Carr Content Providers(s): CDC/ Dr. Ray Butler; Janice CarrTimVickers at en.wikipedia [Public domain], from Wikimedia Commons

Mycobacterium tuberculosis. Imagen Janice Carr Content Providers(s): CDC/ Dr. Ray Butler; Janice CarrTimVickers at en.wikipedia [Public domain], from Wikimedia Commons

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario