Primera prueba experimental de que las alteraciones epigenéticas causan cáncer

Durante mucho tiempo se ha asociado la alteración del patrón epigenético (cambios sobre el ADN que no modifican su secuencia) como por ejemplo, el patrón de metilación de las regiones reguladoras de los genes, con el desarrollo de tumores y cáncer. Sin embargo, hasta el momento no se habían obtenido evidencias directas de que una metilación aberrante pudiera causar la tumorigénesis.

Investigadores del Baylor College of Medicine y del Texas Children’s Hospital han creado un modelo en ratón con el que han obtenido la primera demostración in vivo de que las alteraciones epigenéticas pueden causar cáncer por sí mismas.

Mediante este modelo, los investigadores consiguieron inducir, de forma selectiva, la metilación del promotor del gen p16, un gen supresor de tumores que regula la acción de la proteína retinoblastoma en el ciclo celular. La inactivación de p16 debido a la metilación de su región reguladora es frecuente en cáncer, además de uno de los primeros eventos epigenéticos, por lo que inducir dicha modificación constituía una buena estrategia para determinar si podía ser responsable del cáncer.

Los investigadores observaron que la hipermetilación progresiva de la región promotora de p16 con la edad, provocaba la supresión de la expresión del gen en los tejidos somáticos, así como un aumento en la incidencia del cáncer espontáneo en estos ratones. Teniendo en cuenta que las modificaciones epigenéticas tienen un carácter dinámico y no son irreversibles, los resultados tienen también una gran relevancia en el terreno del diseño de tratamientos o de rastreo de fármacos. “Esta no es sólo la primera evidencia in vivo de que alteraciones epigenéticas pueden causar cáncer por sí mismas”, indica Lanlan Shen, autora senior del estudio. “También tiene profundas implicaciones para estudios futuros, porque los cambios epigenéticos son reversibles potencialmente. Nuestros resultados proporcionan por tanto esperanza para nuevas terapias epigenéticas y validan una nueva aproximación para su testeo.”

Robert Waterland, coautor del trabajo, apunta también a la creación de un nuevo paradigma sobre cómo entender la tumorigénesis, al añadir que si se pueden identificar cambios epigenéticos que predisponen a las personas al cáncer, que puedan ser tratados o prevenidos, se habrá encontrado una nueva forma de enfrentarse a la enfermedad.

Referencia: Yu DH, et al. Targeted p16Ink4a epimutation causes tumorigenesis and reduces survival in mice. J Clin Invest. 2014 Jul 25. pii: 76507. doi: 10.1172/JCI76507

Fuente: https://www.bcm.edu/news/cancer/study-epigenetic-changes-can-drive-cancer

alteraciones epigenéticas. Imagen: National Institute of General Medical Sciences

Código epigenético. Imagen: National Institute of General Medical Sciences

 

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario