Una nueva función para el Guardián del Genoma

La proteína p53 es considerada como el “Guardián del Genoma”, debido a su función de promover la muerte celular programada de las células en las que el genoma ha sido dañado de forma severa, bien por sustancias tóxicas o por la radiación ultravioleta. Otras funciones de la proteína están relacionadas con la regulación del desarrollo, la reproducción o el metabolismo. Cuando la actividad de p53 se ve comprometida, como es el caso de ciertas formas mutantes, las células escapan a su control, favoreciendo la aparición de cáncer.

Un reciente estudio del Cold Spring Harbor Laboratory desvela una nueva función para p53, que además podría estar relacionada con la actividad de las variantes mutantes.

Los investigadores, liderados por Raffaella Sordella, describen una nueva variante de la proteína, denominada p53Ψ, generada de forma natural a partir del mismo gen TP53, mediante la utilización de un sitio de procesado alternativo de su ARN mensajero.

A diferencia de la forma principal de la proteína, esta variante carece de actividad transcripcional, así como de función de supresor de tumores, y se expresa en heridas y en tejido tumoral con elevada capacidad metastásica o pronóstico pobre. Además la expresión de p53Ψ atenúa la producción de la Cadherina E (proteína que actúa de forma similar al pegamento y mantiene a las células en contacto con el tejido epitelial), induce marcadores específicos de la transición epitelio-mesénquima y aumenta tanto la movilidad como la capacidad invasiva de las células mediante la regulación de la actividad de la proteína ciclofilina D en la membrana mitocondrial.

Las similitudes entre esta nueva variante de p53Ψ  y las variantes mutantes de la proteína implicadas en el cáncer lleva a plantear a los investigadores la posibilidad de que las variantes mutantes hayan “secuestrado” un programa molecular conservado que activaba la producción de p53Ψ durante la sanación de heridas, para adaptarlas al proceso tumoral y permitir a las células cancerosas propagarse fuera de control.

En la actualidad, el equipo de Raffaella Sordella investiga el papel de p53Ψ en el proceso de curación de heridas para confirmar esta teoría.

Referencia: Senturk S, et al. p53Ψ is a transcriptionally inactive p53 isoform able to reprogram cells toward a metastatic-like state. Proc Natl Acad Sci U S A. 2014 Jul 29. pii: 201321640.

Fuente: http://www.cshl.org/1208-research-may-explain-how-the-body-s-foremost-anti-cancer-guardian-protein-learned-to-switch-sides.html

p53. Tom Ellenberger, Washington University School of Medicine

Reparación del ADN. Tom Ellenberger, Washington University School of Medicine

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario