El análisis del genoma del virus del Ébola abre el camino a nuevas investigaciones

Cuando tiene lugar un problema de salud pública como el actual brote de enfermedad del Ébola en Guinea y Sierra Leona, en el África occidental, la información rigurosa y el tiempo necesario para obtenerla son factores cruciales. En este contexto, las nuevas tecnologías de análisis del genoma pueden resultar de gran utilidad para el estudio, en tiempo real, de las características genéticas de la cepa del virus implicada, su origen, la dinámica de transmisión y su evolución.

Investigadores de diferentes instituciones, en colaboración con el Ministerio de Salud y Sanidad de Sierra Leona, uno de los focos del brote, han analizado los genomas del virus del Ébola en muestras de 78 pacientes diagnosticados al inicio de la epidemia, con el objetivo de obtener información relevante para el diagnóstico y estudio de la enfermedad.

El equipo ha identificado más de 300 cambios genéticos entre el genoma del virus actual y el virus responsable de brotes anteriores y estima que la cepa de virus presente en la actualidad en el África occidental se separó de la cepa del África meridional, responsable de brotes como el de 1976, hace unos diez años. También establece que la introducción de esta cepa en la especie humana fue producto de un único suceso de transmisión de un animal al hombre y que desde entonces el virus se ha ido transmitiendo de persona a persona.

La datación molecular del brote de Sierra Leona se estima en febrero de 2014 y la información demográfica obtenida apunta a que la dispersión desde Guinea se llevó a cabo a través de 12 personas que acudieron a un mismo funeral.

Los datos obtenidos a través de la secuenciación del genoma del virus tienen también un gran valor para el diagnóstico y estudio de la capacidad virulenta de la cepa actual.

“Hemos descubierto más de 300 pistas sobre qué diferencia este brote de los anteriores,” indica Stephen Gire, uno de los autores. “Aunque no sabemos si estas diferencias están relacionadas con la severidad del brote actual, al compartir estos datos con la comunidad científica esperamos acelerar la comprensión sobre esta epidemia y proporcionar esfuerzos globales para contenerla”.

Muchas de las mutaciones encontradas alteran secuencias que codifican para proteínas, además de otras dianas de interés biológico que deberán ser evaluadas para su potencial utilización en el desarrollo de vacunas o tratamientos. Además, la elevada tasa de mutación puede interferir con el método de diagnóstico del virus basado en la técnica de PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa), que necesita de cebadores o pequeñas moléculas de ADN de simple cadena complementarias a la secuencia que se quiere detectar. De ocurrir mutaciones en la secuencia correspondiente del genoma del virus, podría no detectarse su presencia por medio de ese sencillo método, impidiendo el correcto diagnóstico y dificultando la monitorización del virus.

El análisis, publicado en la revista Science, está dedicado a la memoria de 5 de los coautores, que lamentablemente contrajeron la enfermedad del Ébola durante su trabajo y perdieron la batalla contra la enfermedad durante la investigación. “Hay una batalla extraordinaria por delante y ya hemos perdido muchos amigos y compañeros, como nuestro buen amigo y compañero el doctor Humarr Khan,“ ha manifestado Pardis C. Sabeti, otro de los autores senior. “Proporcionar estos datos a la comunidad de investigadores inmediatamente y demostrar esta transparencia y compañerismo es una forma de honrar el legado de Humarr. Todos estamos juntos en esta lucha.”

Mientras tanto, los primeros ensayos en humanos con una vacuna en investigación para prevenir la infección con el virus del Ébola comenzarán la semana que viene, según ha informado el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de EEUU.

Referencia: Gire SK, et al. Genomic surveillance elucidates Ebola virus origin and transmission during the 2014 outbreak. Science. 2014. Aug 28. Doi:10.1126/science.1259657

Fuentes:

http://www.broadinstitute.org/news/6017

http://www.niaid.nih.gov/news/newsreleases/2014/Pages/EbolaVaxCandidate.aspx

 

Partículas víricas del Ébola sobre la superficie de una célula. Imagen: National Institute of Allergy and Infectuous Diseases (National Institute of Health EEUU)

Partículas víricas del Ébola sobre la superficie de una célula. Imagen: National Institute of Allergy and Infectuous Diseases (National Institute of Health EEUU)

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario