MicroARNs: potenciales biomarcadores con variabilidad poblacional

Los microARNs son pequeños fragmentos de ARN cuya principal función es la inhibición de la expresión de proteínas mediante la unión, por complementariedad, a sus correspondientes ARN mensajeros (ARNm). Un único microARN tiene la capacidad de reprimir la síntesis del producto proteico de más de 6.000 dianas de ARNm y diferentes estimas apuntan a que los microARNs regulan la expresión de entre un 30 y un 60% de los genes humanos que codifican para proteínas.

Los cambios en los niveles de los microARNs constituyen una herramienta con gran potencial para su utilización como biomarcadores, con un valor, tanto diagnóstico como pronóstico, ya que presentan gran estabilidad en la sangre o el plasma y son susceptibles de ser modificados en enfermedades concretas. Esto ha llevado a diversos estudios a evaluar su capacidad para ser considerados como biomarcadores de diversas patologías como el asma, la sepsis, la diabetes o ciertos tipos de cáncer.

Una limitación de estos estudios es que suelen realizarse en poblaciones concretas, principalmente europeas o asiáticas y por tanto, pueden no recoger una parte de variabilidad genética debida a la estructura genómica propia de una población. Con el objetivo de evaluar esta cuestión, un estudio de la Universidad de Pennsylvania ha evaluado la variabilidad genética de los microARNs en diferentes poblaciones y encontrado que efectivamente, existen diferencias susceptibles de influir en la utilidad de los microARNs como biomarcadores.

Los investigadores analizaron la variación genética en más de 1.500 microARNs mediante la secuenciación del genoma completo de 69 participantes procedentes de 14 poblaciones distintas, y encontraron que, en general, las secuencias de los microARNs son similares entre poblaciones, lo que refleja su importancia en la función celular. El equipo identificó 33 nuevos polimorfismos localizados en microARNs, 31 con diferencias importantes entre poblaciones africanas y no africanas, y 24 que representan candidatos potenciales para estudiar el riesgo a enfermedades asociadas a poblaciones específicas.

Por último, siete de las variantes en los microARNs asociados a poblaciones étnicas concretas habían sido implicadas en diversos tipos de cáncer. “Fue realmente interesante ver que entre las enfermedades que destacaron se encontraban el cáncer de pecho, de ovario y de próstata,” indica Renata Rawlings-Goss, primera autora del trabajo. “Estos tres cánceres muestran diferencias sistemáticas y bien documentadas entre personas de origen africano y personas con ancestros europeos o asiáticos.”

Así, a pesar del pequeño tamaños de la muestra, los resultados obtenidos apuntan a que, a la hora de evaluar la utilidad de los microARN como biomarcadores habrá que considerar las variaciones genéticas poblacionales  y su efecto sobre los niveles de expresión de genes.

Referencia: Rawlings-Goss RA, et al. Global population-specific variation in miRNA associated with cancer risk and clinical biomarkers. BMC Med Genomics. 2014 Aug 28;7(1):53.

Fuente: http://www.upenn.edu/pennnews/news/penn-study-finds-genetic-mutations-linked-ethnic-disparities-cancer

Imagen: Darryl Leja (National Institute of Human Genome Research, genome.org)

Imagen: Darryl Leja (National Institute of Human Genome Research, genome.org)

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario