La monitorización del cáncer mediante el análisis de ADN circulante podría optimizar los tratamientos

El cáncer no es una enfermedad estática sino que conforme va creciendo evoluciona. Así, desde su origen las células cancerígenas sufren mutaciones y reorganizaciones cromosómicas que les permiten adquirir características que favorecen su expansión, crecimiento o migración y que pueden derivar en comportamientos clínicos variables, además de poder posibilitar la aparición de resistencia a los tratamientos. Como consecuencia, el análisis de una biopsia en un determinado momento, ofrece una información limitada por el tiempo en el que la población de células cancerígenas sufrirá nuevos cambios y tratamientos que resultan efectivos en un momento específico, pueden llegar a resultar perjudiciales en otro.

Tomando como base el cáncer de próstata, un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer en Londres, The Royal Marsden NHS Foundation Trust y la Universidad de Trento en Italia, plantea que la monitorización de la dinámica clonal de un tumor, mediante biopsias secuenciales y análisis del ADN circulante podría permitir la optimización de los tratamientos y el seguimiento del cáncer de próstata metastásico además de desvelar cómo algunos tratamientos para el cáncer pueden en realidad favorecer la supervivencia de las células tumorales más dañinas.

A partir de biopsias y del análisis de ADN circulante (ADN procedente de un tumor presente en la sangre), los investigadores identificaron y monitorizaron la aparición de poblaciones clonales de células que presentaban las alteraciones cromosómicas más frecuentes en el cáncer de próstata (concretamente, poblaciones de células cancerosas que hubieran perdido las regiones 21q22, 8p21 y/o 10q23), en diferentes estadíos y en diferentes lugares de metástasis, en 16 pacientes con cáncer de próstata.

Los resultados indican que el cáncer de próstata letal contiene una mezcla de poblaciones clonales independientes, con diferentes aberraciones cromosómicas y diferente capacidad para sobrevivir al tratamiento, que además, se modifica con el tiempo. Al igual que sucede durante la evolución de las especies, la acción de presión selectiva, bajo la forma de respuesta o no al tratamiento, puede repercutir en la aparición de poblaciones clonales de células cancerosas activadas por los fármacos. Por ejemplo, Gerhardt Attard, uno de los directores del trabajo, indica que el tratamiento con esteroides, que suele ser efectivo inicialmente, comenzó a activar mutaciones dañinas y coincidió con la nueva progresión del cáncer en pacientes con cáncer de próstata avanzada. Ante este panorama, la monitorización detallada de la evolución del cáncer en cada paciente se presenta como la forma más efectiva de detectar las mutaciones más peligrosas a tiempo de modificar el tratamiento. “Nuestros resultados introducen un nuevo paradigma para la atención de pacientes con cáncer de próstata avanzado. En el futuro, esperamos monitorizar de forma rutinaria las mutaciones genéticas en los pacientes con enfermedad avanzada mediante un simple test de sangre, lo que permitiría parar el tratamiento cuando se convierten en promotoras de la enfermedad y seleccionar el siguiente mejor tratamiento,” comenta Gerhardt Attard.

En el estudio, los datos evidencian que el análisis del ADN circulante, técnica mucho menos invasiva y más barata que las biopsias, proporciona una imagen precisa de la evolución del cáncer en los pacientes individuales por lo que la secuenciación de este ADN se presenta como la técnica más adecuada para monitorizar el avance del cáncer.

El doctor Matthew Hobbs, director de investigación en la organización Prostate Cancer UK resalta la importancia del estudio en cuanto a la posibilidad de monitorizar los cambios que tienen lugar durante el tratamiento y determinar cuándo un fármaco deja de ser efectivo, pero recuerda también que, aunque la eficacia de la metodología está clara, se trata de un estudio preliminar y que aquellos pacientes que están tomando medicación para el cáncer de próstata avanzado no deberían de parar el tratamiento, sino consultar a los especialistas en caso de dudas.

Referencia: Carreira et al. Tumor clone dynamics in lethal prostate cáncer. Sci Transl Med. 2014. 17 September. Vol. 6, Issue 254. Doi: 10.1126/scitranslmed.3009448

Fuente: http://www.eurekalert.org/pub_releases/2014-09/iocr-btc091614.php

Células tumorales circulantes. Imagen: Universidad de Granada

Células tumorales circulantes. Imagen: Universidad de Granada

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

2 Responses

  1. jaime rivera dice:

    Buen día a todos, el articulo es muy interesante, toda vez que en México no hay laboratorios que se dediquen a la investigación en este campo, pero que la globalización de la ciencia nos permite tener acceso a esta valiosa información. En un futuro muy cercano (si no es que ya lo están desarrollando en alguna parte del mundo) se podrán efectuar estudios genéticos como ahora se hace en cáncer de mama( onco type) y en base a estos resultados obtenidos en sangre o mediante biopsias, se podrán planear mejores estrategias de seguimiento o en su caso tratamiento como en este tema particular de cancer de próstata e el que hay tanta controversia en su manejo, que va desde “no hacer nada” solo vigilancia, hasta prostatectomia radical, radioterapia, quimioterapia, etc. etc.. Propongo( reconociendo mi propia ignorancia) que los tejidos obtenidos de biopsias y resecciones prostáticas con diagnósticos limítrofes y de comportamiento biológico no conocido, como es el caso de las lesiones de neoplasia intraepitelial de alto grado, asociadas o no a IVPH sean almacenadas, o guardadas ´por los propios pacientes, para que cuando ya se ´puedan hacer esos estudios en este País, estas muestras sean procesadas y obtener este beneficio a mediano y largo plazo.
    No se podrá hacer algo así en México?. Dejo la pregunta abierta para nuestras autoridades en salud y desde luego a los Urólogos Mexicanos. No podríamos ofrecerle este futuro a nuestros pacientes ?

  2. Ignacio dice:

    La invitación debe incluir a los radiólogos intervencionistas,que realizan ecobipsias y tratar de realizar un banco de datos,donde se pueda consultar a futuro,quien ha guardados sus bloques de biopsias–gracias

Deja un comentario