Nuevos genes implicados en el desarrollo de encefalopatías epilépticas

Las encefalopatías epilépticas engloban diferentes síndromes epilépticos severos caracterizados por diferentes factores como la edad de inicio el tipo de convulsiones. Aunque las bases genéticas de este desorden no han sido completamente descritas, estudios previos indican que un número significativo de casos son debidos a la aparición de mutaciones de novo, mutaciones presentes en el genoma de los pacientes pero ausentes en el de sus padres.

Un extenso estudio internacional, publicado en The American Journal of Human Genetics ha realizado una búsqueda exhaustiva de mutaciones de novo en niños con encefalopatía epiléptica clásica e identificado nuevas mutaciones responsables de la patología, además de confirmar la participación del gen DNM1 (dynamin 1).

Para identificar las mutaciones de novo los investigadores utilizaron un método de análisis basado en la comparación de los exomas, parte del genoma que codifica proteínas, de los pacientes con los de sus padres. En total analizaron 356 tríos, procedentes de dos consorcios internacionales: el consorcio norteamericano Epi4K/EPGP y el consorcio europeo EuroEPINOMICS. Tras el análisis de todas las mutaciones de novo identificadas en los pacientes, y descartadas aquellas con poca probabilidad de causar la enfermedad, el equipo identificó mutaciones responsables de un 12% de los niños analizados. Entre los genes con mutaciones los investigadores confirmaron seis genes previamente asociados a la epilepsia, además de proporcionar evidencias para otros tres nuevos genes.

“Obtuvimos aquellos genes que presentan un mayor número de mutaciones en pacientes con epilepsia de lo que se esperaría por azar,” comenta Ingo Helbig, uno de los autores. “Esperamos que estos genes nos digan algo más sobre los mecanismos responsables de la enfermedad y cómo podemos utilizarlos para el desarrollo de nuevos tratamientos.”

El equipo encontró que el conjunto de genes identificados estaba enriquecido con genes relacionados con la sinapsis, conexión entre células nerviosas mediante las que se comunican entre ellas. Entre estos genes destacó el gen DNM1, que codifica para la Dinamina 1, proteína localizada en la terminal presináptica y esencial durante los procesos de elevada actividad sináptica. La expresión de DNM1 aumenta durante el desarrollo, especialmente en la formación de sinapsis y neuritas y ratones homocigotos para mutaciones en el gen presentan ataxia y convulsiones severas, apoyando el papel de la proteína en el desarrollo de encefalopatía epiléptica en humanos.

Los resultados obtenidos en el trabajo no sólo confirman y aportan genes implicados en el desarrollo de la encefalopatía epiléptica, sino que demuestran la utilidad de rastrear mutaciones de novo para identificar genes implicados en la patología.

Referencia: EuroEPINOMICS-RES Consortium,Epilepsy Phenome/Genome Project; Epi4K Consortium. De Novo Mutations in Synaptic Transmission Genes Including DNM1 Cause Epileptic Encephalopathies. Am J Hum Genet. 2014 Sep 24. pii: S0002-9297(14)00383-8. doi: 10.1016/j.ajhg.2014.08.013.

Fuente: http://www.newswise.com/articles/large-international-study-pinpoints-synapse-genes-with-major-roles-in-severe-childhood-epilepsies

Sinapsis nerviosa. Imagen; National Institute of Mental Health (NIH, EEUU)

Sinapsis nerviosa. Imagen; National Institute of Mental Health (NIH, EEUU)

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


Acepto el Aviso Legal