Paraplejia espástica hereditaria: importancia del metabolismo de los lípidos en el sistema nervioso

Las paraplejias espásticas hereditarias incluyen un conjunto de trastornos neurodegenerativos caracterizados por la debilidad y contractura permanente de los músculos de las piernas, que en los casos complejos se ven acompañadas por otros síntomas neurológicos, como la discapacidad intelectual.

La paraplejía espástica hereditaria compleja presenta heterogeneidad genética, esto es, mutaciones en diferentes genes pueden causar la enfermedad. Hasta el momento se han identificado algunos de los genes cuyas mutaciones son responsables de su aparición, entre los que se encuentra un conjunto de genes que codifican para para enzimas serina-hidrolasas, como DDHD2, fosfolipasa responsable de formas complejas de paraplejia espástica hereditaria, que incluyen también discapacidad intelectual.

Una vez se identifica un gen como responsable de una enfermedad, resulta crucial determinar su función para entender los mecanismos por los que su alteración provoca la aparición o desarrollo de la enfermedad, y para plantear posibles estrategias de tratamiento.

En el caso del gen DDHD2, un estudio del The Scripps Research Institute, EEUU, revela que la proteína que codifica funciona como una de las principales hidrolasas de triglicéridos en el cerebro, lo que apunta a que la alteración del metabolismo de los triglicéridos es uno de los principales factores que contribuyen al desarrollo de paraplejia espástica hereditaria compleja.

Los investigadores generaron ratones knockout para el gen Ddhd2, es decir, que carecen del mismo, los cuales mostraban alteraciones motoras y cognitivas similares a los síntomas de los pacientes humanos con mutaciones en el gen DDHD2. Además, a nivel cerebral, los ratones knockout presentaban un aumento en los niveles de triglicéridos en el cerebro, así como una acumulación de gotas microscópicas de lípidos en las células nerviosas.

Los resultados indican que el sistema nervioso centra tiene una ruta especializada para el metabolismo de los triglicéridos y que cuando ésta se altera se produce una acumulación de lípidos en las neuronas que desemboca en la paraplejia espástica hereditaria compleja.

Benjamín F. Cravatt, director del trabajo afirma que el descubrimiento proporciona una perspectiva de las bases bioquímicas de la paraplejia. El investigador indica que los próximos proyectos incluyen un estudio sobre cómo las gotas de triglicéridos llevan a la alteración del movimiento o cognición, así como la búsqueda de nuevas terapias que contarresten el efecto de la acumulación de triglicéridos. Además, Cravatt sugiere que la aproximación llevada a cabo por su equipo podría aplicarse al caso de otras enzimas del tipo serina-hidrolasa, cuya disfunción causa desórdenes neurológicos humanos.

Referencia: Inloes JM, et al. The hereditary spastic paraplegia-related enzyme DDHD2 is a principal brain triglyceride lipase. Proc Natl Acad Sci U S A. 2014 Sep 29. pii: 201413706.

Fuente: http://www.scripps.edu/news/press/2014/20140929cravatt.html

Imagen: National Institute of Mental Health, NIH, EEUU

Imagen: National Institute of Mental Health, NIH, EEUU

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)