La cantidad de nutrientes disponibles puede influir en la calidad del ADN

Las células tienen una serie de mecanismos y puntos de control para vigilar y detectar la presencia de daños en su material hereditario. En el caso de encontrar alteraciones en el ADN, el avance del ciclo celular se detiene, proporcionando tiempo para que la célula repare los daños y estos no sean transmitidos a las células hijas. Una alternativa a este proceso es el fenómeno denominado adaptación, por el cual, en ocasiones, a pesar de existir daños irreparables en el ADN o en la función de los telómeros, en lugar de parar el ciclo celular, la célula inactiva uno de los puntos de control y prosigue con la mitosis. Este proceso puede resultar ventajoso para la célula individual, puesto que evita la muerte celular derivada de la acumulación de daños irreparables en su material genético, pero a nivel del organismo completo, el mantenimiento de células con semejante daño en el ADN puede llevar a cáncer u otras enfermedades.

Utilizando un modelo en levadura, un estudio de la Universidad de Heidelberg revela que la cantidad de nutrientes disponibles para la célula es un factor crítico en el proceso de adaptación, afectando a los mecanismos de vigilancia y control de la calidad del ADN.

Los investigadores observaron que la señalización nutricional mediada por TORC1 (target of rapamycing complex 1) influye en la decisión de progresar o no en el ciclo celular. La inhibición de TORC1 previene la adaptación de los puntos de control, mediante regulación vía Cdc5 e inducción de autofagia, y las células permanecen viables, al tener tiempo de arreglar su ADN, reteniendo también su potencial proliferativo.

Los autores indican que en condiciones de elevada disponibilidad de nutrientes, con TORC1 activada, y daños irreparables en el ADN, es más beneficioso para una célula adaptarse al daño y maximizar su propagación en condiciones ricas de nutrientes, que arriesgarse a un arresto permanente del ciclo celular que las llevaría a la senescencia. Sin embargo, cuando los nutrientes son limitados puede resultar más ventajoso permanecer en arresto, con daños en el ADN, que arriesgarse a continuar con una división celular con material hereditario alterado en un ambiente pobre.

“Creemos que una cantidad elevada de nutrientes empuja a las células a crecer y proliferar, incluso en condiciones en las que no deberían hacerlo, como por ejemplo cuando su ADN está dañado,” indica Brian Luke, director del trabajo. “Las condiciones con niveles bajos de nutrientes probablemente aseguran que las células únicamente se arriesgarán a dividirse cuando el ADN esté completamente reparado.”

El investigador añade que se ha demostrado recientemente que la reducción de nutrientes o el tratamiento con rapamicina (que inactiva TORC1) puede extender la esperanza de vida celular, además de mejorar la eficacia de algunos tipos de quimioterapia, por lo que los resultados obtenidos en el trabajo, podrían tener importantes aplicaciones clínicas.

Referencia: Klermund J, et al. High Nutrient Levels and TORC1 Activity Reduce Cell Viability following Prolonged Telomere Dysfunction and Cell Cycle Arrest. Cell Rep. 2014 Sep 24. pii: S2211-1247(14)00729-3. doi: 10.1016/j.celrep.2014.08.053.

Fuente: http://www.uni-heidelberg.de/presse/news2014/pm20141007_a-diet-for-the-cell-keeping-the-dna-fit-with-ewer-calories.html

Células HeLa dividiéndose. Imagen: National Institute of Health, EEUU.

Células HeLa dividiéndose. Imagen: National Institute of Health, EEUU.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)

You may also like...

1 Response

  1. christian lou dice:

    MUY INTERESANTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)