La resistencia genética modifica el efecto de las vacunas contra rotavirus en algunas poblaciones

La infección por rotavirus es responsable de unas 450.000 muertes al año por gastroenteritis aguda, principalmente en países en desarrollo. La vacunación como medida preventiva es el método más efectivo para reducir la mortalidad asociada a los rotavirus. En la actualidad existen dos vacunas, sin embargo, su eficacia es muy baja en algunas poblaciones. Por ejemplo, diferentes ensayos en África apuntan a una protección de únicamente 20-50%. Además, las cepas de rotavirus más frecuentes en estas poblaciones son diferentes. En Europa y Norteamérica el genotipo P [8] es más frecuente, mientras que en África el genotipo P[6] prevalece.

Un estudio de la Universidad de Linköping indica que la falta de eficacia de las vacunas en determinadas poblaciones es debida a que los pacientes son genéticamente resistentes a los virus a partir de los cuales se sintetizaron las vacunas. El trabajo apunta a que los genes FUT2 y FUT3 (fucosyltransferase 2 y 3),  responsables de la producción de determinados antígenos (receptor y Lewis, respectivamente) en las células del intestino, median la susceptibilidad a la infección por rotavirus sintomática.

Los investigadores analizaron la presencia de los antígenos, determinada genéticamente, a partir de muestras de saliva de niños con diarrea (resultado que confirmaron con análisis genéticos), y establecieron los genotipos de los rotavirus con los que estaban infectados a partir de muestras fecales. Los resultados indican que el fenotipo negativo para la molécula Lewis y la molécula secretora es un factor restrictivo para la infección con rotavirus de genotipo P[8], esto se traduce en que los niños que no pueden expresar la molécula Lewis, no se infectan por los rotavirus de tipo P[8], aunque sí pueden hacerlo del tipo P[6], más común en África. De hecho, los datos, obtenidos en dos poblaciones, de Burkina Faso y de Nicaragua, muestran también que los rotavirus del tipo P[6] infectan principalmente a los niños que no expresan el antígeno Lewis, fenotipo más común en las poblaciones africanas.

Puesto que la proteína de superficie VP4 del genotipo viral P[8], más frecuente en poblaciones europeas y norteamericanas, es uno de los componentes de las vacunas actuales para los rotavirus, los nuevos datos sugieren que en la población africana, donde la mayoría de los rotavirus son del tipo P[6], y donde la frecuencia de expresión de la molécula Lewis (que otorga protección a los rotavirus de tipo [P8] es menor, la composición de la vacuna debería ser reevaluada y que se deberían diseñar nuevas vacunas adaptadas a la composición genética de las poblaciones más afectadas por los rotavirus.

Referencia: Nordgren J, et al. Both Lewis and Secretor Status Mediate Susceptibility to Rotavirus Infections in a Rotavirus Genotype Dependent Manner. Clin Infect Dis. 2014 Aug 5. pii: ciu633.

Fuente: http://www.liu.se/forskning/forskningsnyheter/1.593010?l=en

Rotavirus. Imagen: Bryon Skinner. Center for Disease Control and Prevention. National Institute of Health.

Rotavirus. Imagen: Bryon Skinner. Center for Disease Control and Prevention. National Institute of Health.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


Acepto el Aviso Legal