La composición genética influye en el microbioma intestinal

La afirmación “somos lo que comemos” va a tener que ser ligeramente modificada, según un reciente estudio del King’s College London y la Universidad Cornell, el cual sugiere que nuestra composición genética influye en si estamos gordos o delgados, a través de la regulación de qué tipos de microorganismos conviven en nuestro cuerpo.

Tanto la composición genética de un individuo como las poblaciones microbianas del intestino pueden influir en la enfermedad metabólica o la obesidad, pero hasta el momento la relación entre ambas o cómo pueden los cambios genéticos modelar el microbioma o interaccionar con él y esto afectar al fenotipo, no estaba claro.

Entre los miembros de una misma familia, el microbioma es más similar que entre personas no relacionadas, sin embargo, a pesar de que esta característica podría deberse a que comparten una mayor proporción de identidad genética, tradicionalmente, esto se atribuía al ambiente compartido y la dieta común.

Con el objetivo de determinar qué especies del microbioma son heredables y hasta qué punto lo son y cómo estas especies se relacionan con el resto, los investigadores llevaron a cabo un estudio en el que compararon el microbioma de pares de gemelos idénticos, que comparten su composición genética y pares de gemelos no idénticos que comparten de media el 50% de su  arquitectura genética. En total, el equipo analizó más de 1000 muestras fecales, correspondientes a más de 400 pares de gemelos y desveló que la abundancia de algunas de las poblaciones microbianas era más similar entre los gemelos idénticos que entre los que no idénticos. En concreto, la familia de bacterias cuya presencia se ve más influenciada por la composición genética de su hospedador es la familia Christensenellaceae. Al ser esta una familia descrita hace poco, se desconoce el tipo de interacción entre la misma y el hospedador. No obstante, esta familia, y aquellas otras especies con las que interacciona, se encontraron enriquecidas en individuos con reducido índice de masa corporal.

Por último, con el objetivo de analizar los efectos fenotípicos de la familia Christensenellaceae, los investigadores utilizaron trasplantes fecales en ratones libres de estas bacterias y observaron que tras el trasplante e incorporación de las bacterias en el intestino, los ratones perdían peso.

Los resultados obtenidos proporcionan, por primera vez, evidencias de que la abundancia de algunas especies de bacterias, no sólo está influida por condiciones ambientales como la dieta, el estilo de vida o la salud, sino que también está condicionada parcialmente por la genética del hospedador y que la variabilidad de estas poblaciones bacterianas entre las distintas personas se debe en parte a la variabilidad genética de las personas.  Además, las evidencias de que ciertas especies microbianas en el intestino, cuya abundancia está influida por los genes, pueden ser protectoras para la obesidad, convierten al microbioma en una atractiva diana para los tratamientos destinados a combatir la obesidad.

Referencia : Julia K. Goodrich JK, et al. Human Genetics Shape the Gut Microbiome. Cell, 2014; 159 (4): 789 DOI:10.1016/j.cell.2014.09.053

Fuente: http://www.kcl.ac.uk/newsevents/news/newsrecords/2014/November/Weight-influenced-by-microbes-in-the-gut.aspx

Enterococcus faecalis, una de las múltiples especies bacterianas que habita en el intestino humano. Imagen: Pete Wardell. Center for Disease Control and Prevention, National Institute of Health, EEUU.

Enterococcus faecalis, una de las múltiples especies bacterianas que habita en el intestino humano. Imagen: Pete Wardell. Center for Disease Control and Prevention, National Institute of Health, EEUU.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

1 Response

  1. 9 de abril de 2015

    […] La composicíon genetica influye en el microbioma intestinal […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


Acepto el Aviso Legal