Novedades terapéuticas en desarrollo para el síndrome de Angelman

Para la mayor parte de nuestros genes, tanto la copia heredada del padre, como la heredada de la madre son expresadas y traducidas en la correspondiente proteína. No obstante, en el caso de los genes que presentan impronta genómica, únicamente se expresa una de las copias, bien la materna o bien la paterna, en función del gen del que se trata, mientras que la otra es inactivada por mecanismos epigenéticos. Esto puede llevar a situaciones en las que mutaciones patológicas en el gen activo no puedan ser compensadas por la copia inactivada, causando la aparición de enfermedad.

En el caso del síndrome de Angelman, caracterizado por la discapacidad intelectual, retraso en el desarrollo, problemas del lenguaje, convulsiones y ataxia, la mayor parte de los síntomas son atribuidos a la deficiencia de la copia materna del gen UBE3A (ubiquitin protein ligase E3A). La copia heredada del padre sí está presente, pero debido a la impronta genómica, es silenciada por un fragmento de ARN complementario a la secuencia codificante del gen. Por sus características, este ARN, denominado UBE3A-ATS (de UBE3A antisense transcript), constituye una buena diana para el desarrollo de tratamientos para el síndrome de Angelman basados en la activación de la copia paterna del gen.

Estudios previos en un modelo de ratón ya habían encontrado que la inhibición farmacológica de la enzima topoisomerasa I aumenta la expresión de la copia paterna de Ube3a, sin embargo los compuestos utilizados resultan tóxicos y pueden afectar a otros genes, urgiendo al desarrollo de otros métodos nuevos de activación del gen.

Un estudio del Baylor College of Medicine, EE.UU. utiliza una nueva aproximación para impedir el silenciamiento de la copia paterna del gen, mediante la utilización de oligonucleótidos antisentido (ASO, por sus siglas en inglés), complementarios a Ube3a-ATS, y que por tanto evitan su unión e inhibición del mensajero del gen Ube3a.

El tratamiento con ASO para Ube3a, aumentó la expresión de la copia paterna del gen tanto en células nerviosas como en un modelo de ratón. Además, en éste último se observó una mejora significativa de los síntomas.

Los autores indican que la reducción de UBE3A-ATS mediante los ASO debería restaurar la producción normal de UBE3A en las neuronas de los pacientes. Teniendo en cuenta que los primeros estudios de terapia con ASO en otras enfermedades neurológicas apuntan hacia una buena tolerancia del método sin efectos adversos serios, esta aproximación podría tener un gran potencial en el síndrome de Angelman.

“Esta investigación es crucial para nuestro último objetivo de encontrar una cura para el síndrome de Angelman y ayudar a las personas con la enfermedad a vivir vidas mejores,” ha manifestado Eileen Braun, directora ejecutiva de la Fundación del Síndrome de Angelman en EE.UU. ”El gran potencial para los ensayos clínicos futuros es emocionante, estamos expectantes de las posibilidades que esta investigación continuará desvelando.”

Referencia: Meng L, et al. Towards a therapy for Angelman syndrome by targeting a long non-coding RNA. Nature. 2014. Dec 1. Doi: 10.1038/nature13975

Fuente: https://www.bcm.edu/news/genetics/silenced-gene-may-answer-angelman-syndrome

D__NIMHRoot_IL_LibraryImages_Medium_HelixModel

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)

1 Response

  1. dany dice:

    Hola soy un papa de un niño con sindrome de Angelman y cualquier informacion que se descubra como algun medicamento nuevo es para mejorar la calidad de nuestros hijos se lo vamos a gradecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)