El tabaco induce la pérdida del cromosoma Y en las células sanguíneas

Un estudio de la Universidad de Uppsala, Suecia, indica que el tabaco está asociado con la pérdida del cromosoma Y en las células sanguíneas, lo que contribuye a explicar porqué el riesgo a tener cáncer es mayor en los hombres fumadores que en las fumadoras.

Estudios previos habían indicado que la población masculina presenta una mayor incidencia y mortalidad asociada al cáncer, exceptuando aquellos específicos de género, como el cáncer de ovario o de próstata, y que los fumadores tienen un riesgo aumentado de desarrollar cáncer respecto a las mujeres fumadoras. Sin embargo, el porqué de este aumento en el riesgo al cáncer no tenía explicación.

El grupo de investigación de la Universidad de Uppsala, dirigido por Lars Forsberg demostró hace unos meses, que la pérdida del cromosoma Y, exclusivo y determinante del sexo masculino en la especie humana, aumenta el riesgo a tener cáncer. Quedaba pues, por determinar qué factores contribuían a la pérdida de este cromosoma.

Entre los diferentes factores, ambientales, de estilo de vida y clínicos analizados por los investigadores, como la edad, presión sanguínea, diabetes, consumo de alcohol, colesterol, hábitos de ejercicio y el tabaco, éste último fue el único que se encontró asociado a la pérdida del cromosoma Y en las células sanguíneas, en una muestra total de más de 6.000 varones participantes.

Además, el efecto mutagénico del tabaco sobre el cromosoma Y es dependiente de dosis y transitorio, ya que desaparece después de dejar el tabaco. “Estos resultados indican que fumar puede causar la pérdida del cromosoma Y y que este proceso podría ser reversible,” indica Lars Forsberg. “Encontramos que la frecuencia de células con pérdida del cromosoma Y no era diferente entre exfumadores en comparación con  hombres que nunca habían fumado. Este descubrimiento podría ser muy persuasivo para motivar a los fumadores a dejarlo.”

Aunque los investigadores indican que el papel en el cáncer de la pérdida del cromosoma Y inducida por el tabaco no está claro, los resultados sugieren que puede ser debido a que la pérdida del cromosoma en las células sanguíneas afecta a los mecanismos inmunitarios de vigilancia tumoral.

El estudio refuerza así la visión de un cromosoma Y que realiza otras funciones biológicas relevantes, más allá de la determinación del sexo y la producción de esperma.

Referencia: Dumanski JP, et al. Smoking is associated with mosaic loss of chromosome Y. Science. 2014 Dec 4. pii: 1262092.

Fuente: http://www.uu.se/en/media/news/article/?id=4003&area=2,4,16,24&typ=artikel&na=&lang=en

Imagen: Smoking hand, de Tela Chhe (CC BY 2.0)

Imagen: Smoking hand, de Tela Chhe (CC BY 2.0)

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


Acepto el Aviso Legal