La actividad física continuada modifica el patrón epigenético del músculo

Que la actividad física regular contribuye a mejorar la salud y calidad de vida es un hecho establecido. Ahora bien, cómo se adapta el tejido muscular al ejercicio continuado y qué mecanismos están implicados en el proceso, son cuestiones que no estaban del todo claras. Un estudio del Instituto Karolinska, en Suecia, revela que el entrenamiento físico mantenido modifica el patrón epigenético, es decir los mecanismos que intervienen en la expresión de los genes independientemente de su secuencia del ADN, del músculo esquelético humano, apuntando a un papel de la regulación epigenética en la adaptación muscular al ejercicio.

Para evaluar el efecto de la actividad física sobre la metilación del ADN, una de las principales marcas epigenéticas, los investigadores llevaron a cabo un experimento en el que reclutaron a una veintena de voluntarios, los cuales se sometieron a sesiones periódicas de ejercicios de entrenamiento físico supervisado de una sola pierna a lo largo de tres meses. Al realizar el trabajo físico con una única pierna, la otra podría ser utilizada como control para los análisis. Antes y después del experimento, el equipo tomó biopsias del tejido muscular de los participantes de las que se extrajo el ADN y se evaluó la metilación y expresión genómicas.

Los resultados del estudio muestran que el efecto del entrenamiento se reflejó como una modificación del patrón de metilación y de la expresión génica en regiones del genoma que contienen genes implicados en la funciones biológicas del músculo, como la regulación del metabolismo de carbohidratos o la remodelación estructural. Los cambios en la metilación del ADN se observaron principalmente en regiones conocidas como enhancers, encargadas de aumentar la expresión de genes concretos, y estaban correlacionadas con los cambios de expresión observados en los correspondientes genes.

“Encontramos que el entrenamiento de resistencia de forma coordinada afecta a miles de sitios de metilación del ADN y genes asociados a la mejora de la función y salud del músculo,” indica Carl Johan Sundberg, director del trabajo. “Esto podría tener una gran importancia en la comprensión y tratamiento de muchas enfermedades comunes como la diabetes y enfermedad cardiovascular, pero también en cómo mantener una buena función muscular a lo largo de la vida.” El investigador añade que dadas las diferencias observadas en el tejido muscular de hombres y mujeres, podría ser relevante desarrollar terapias específicas de género en el futuro.

Referencia: Lindholm ME, et al. An integrative analysis reveals coordinated reprogramming of the epigenome and the transcriptome in human skeletal muscle after training. Epigenetics. 2014 Dec 7:0.

Fuente: http://ki.se/en/news/long-term-endurance-training-impacts-muscle-epigenetics

Imagen: Josiah Mackenzie (CC BY 2.0)

Imagen: Josiah Mackenzie (CC BY 2.0)

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario