Mutaciones en el gen TBX6 aumentan el riesgo a la escoliosis congénita

La escoliosis congénita, defecto consistente en la curvatura de la espina vertebral como consecuencia de la alteración en la formación de las vértebras durante el desarrollo embrionario, se presenta en uno de cada 2.000 nacimientos. Esta enfermedad puede presentar diferentes complicaciones además de presentarse con otros trastornos, por lo que resulta difícil de tratar además de necesitar diversas cirugías.

Un estudio, recientemente publicado en el New England Journal of Medicine indica que mutaciones en el gen TBX6 son responsables de aproximadamente un 10% de la escoliosis congénita en la población china analizada, además de identificar un haplotipo de riesgo. Los resultados, indican los autores, abren una vía de diagnóstico molecular y consejo genético para una proporción significativa de los pacientes con la enfermedad.

Los investigadores identificaron mutaciones que dan lugar a la pérdida efectiva de la función del gen en heterocigosis (afectando una de las dos copias del gen) en 17 pacientes con escoliosis congénita esporádica de una muestra de 161 afectados. Estas mutaciones, bien deleciones del gen incluidas en la pérdida de la región cromosómica 16p11.2, bien mutaciones puntuales que afectaban a la proteína codificada por TBX6, no fueron observadas en ninguno de los controles. Puesto que el patrón de herencia de la escoliosis no es compatible con un patrón dominante, en el que la alteración funcional de una de las dos copias de un gen es suficiente para la manifestación de la enfermedad, los investigadores analizaron la segunda copia o alelo del gen en los pacientes con mutaciones. De este modo, encontraron que todos ellos eran portadores de un haplotipo del gen TBX6 definido por una combinación específica de 3 polimorfismos del tipo SNP (en un único nucleótido), que normalmente se presenta en un 17% de la población analizada. Los resultados fueron replicados en una segunda muestra de 76 pacientes. El análisis funcional del haplotipo de riesgo en cultivo celular determinó que la combinación de las variantes de dos de estos SNPs incluidas en el haplotipo se traducía en una expresión reducida del gen proporcionando más evidencias de la participación del gen en la enfermedad.

Los resultados del estudio indican que en los pacientes estudiados, la escoliosis se produce debido a la carencia de factor TBX6, de una forma más compleja de la habitual: los afectados carecen de una de las copias del gen y en la otra presentan un haplotipo de riesgo que reduce la expresión del gen. Es de esperar que nuevos estudios confirmen estos resultados en otras poblaciones diferentes de la población china analizada en este trabajo. En cualquier caso, la implicación de TBX6 en el desarrollo de la escoliosis congénita supone un importante avance en la identificación de las causas moleculares de la enfermedad y permitirá proporcionar diagnóstico y consejo genético a muchas familias con afectados.

Referencia: Wu N, et al. TBX6 Null Variants and a Common Hypomorphic Allele in Congenital Scoliosis. N Engl J Med. 2015 Jan 7. DOI: 10.1056/NEJMoa1406829

D__NIMHRoot_IL_LibraryImages_Medium_HelixModel

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario