BCL11A, un nuevo gen para el cáncer de mama triple negativo

El Cáncer de mama triple negativo afecta aproximadamente a una de cada 5 mujeres con cáncer de mama y se caracteriza por la ausencia de los receptores para las hormonas estrógeno y progesterona, y de la proteína HER2. Esto hace que su desarrollo y avance no sea promovido por la acción de estas moléculas y que el tratamiento hormonal o las terapias dirigidas hacia HER2 no sean efectivos. Las pacientes de cáncer de mama triple negativo presentan una peor prognosis que el resto de pacientes con cáncer de mama, por lo que un intenso esfuerzo está siendo dirigido hacia la identificación de genes que promueven este tipo de cáncer, para poder desarrollar nuevas terapias contra ellos. De momento se han identificado mutaciones en unos pocos genes, como p53, PTEN y los BRCA, no obstante, muchos de los procesos implicados en el cáncer triple negativo siguen desconocidos.

Un reciente estudio, dirigido por el Wellcome Trust Sanger Institute ha identificado al gen BCL11A (B-cell CLL/lymphoma 11A) como nuevo gen implicado en el cáncer de mama triple negativo, lo que podría abrir el camino a nuevas terapias para este agresivo tipo de cáncer.

Partiendo del hecho de que diferentes factores de transcripción que participan en el proceso de hematopoyesis están codificados por genes implicados en el cáncer de mama en humanos, y  además tienen un papel importante en el desarrollo de las glándulas mamarias de ratón, los investigadores seleccionaron genes implicados en la hematopoyesis y evaluaron sus niveles de expresión en los diferentes tipos de cáncer de mama en muestras de más de 3.000 pacientes. Así, encontraron que la expresión de BCL11A se encontraba aumentada en las muestras de cáncer de mama de tipo basal, el cual representa un 80% del cáncer de mama triple negativo. Además, la elevada expresión de BCL11A correlacionaba con la patología del cáncer triple negativo.  Los estudios funcionales en los que se aumentó la expresión de BCL11A en células humanas o de ratón mostraron su capacidad para promover el desarrollo de tumores, mientras que la alteración de su expresión reducía la tumorigenicidad de las células tumorales.

El análisis del gen en ratón indicó que BCL11A es necesario para el desarrollo normal de células progenitoras de la glándula mamaria, de las que se piensa se origina el cáncer de mama de tipo basal. Además, los datos obtenidos en un modelo en ratón muestran que no sólo se requiere BCL11A para el desarrollo del cáncer, sino también para su progresión y mantenimiento, lo que tiene especial relevancia clínica, ya que podría resultar una diana efectiva hacia la de dirigir los tratamientos.

Los autores concluyen que todas sus aproximaciones: el análisis genómico, los ensayos funcionales in vitro, y la utilización de ratones modelo, demuestran que BCL11A puede ser considerado un nuevo gen implicado en cáncer de mama. “BCL11A destacó debido a que es muy activo en los cánceres de tipo triple-negativo: tiene todos los distintivos de un nuevo gen de cáncer de mama,” indica Pentao Liu, uno de los directores del trabajo.

“Este resultado identifica un nuevo gen de cáncer de mama en algunos de los casos más difíciles de tratar,” indica Carlos Caldas, director de la Unidad de Investigación de Cancer de Mama de la Universidad de Cambridge y del grupo de Genómica Funcional del Cáncer de Mama en el Instituto de Investigación del Cáncer en Cambridge. El investigador añade que los resultados están basados en el trabajo del grupo, enfocado hacia el desarrollo de un conocimiento amplio de las bases moleculares del cáncer, que permita tomar decisiones clínicas y decidir opciones de tratamiento.

La identificación de nuevos factores implicados en cáncer siempre es prometedora, ya que permite plantear nuevas aproximaciones terapéuticas y desarrollo de moléculas que frenen o disminuyan el avance. En el caso de cánceres con pronóstico pobre y poco conocimiento de las bases moleculares subyacentes, como es el cáncer de mama triple negativo, encontrar dichos factores tiene, si cabe, una mayor relevancia, en tanto que pueden suponer la piedra maestra del camino hacia el óptimo tratamiento de los pacientes afectados.

Referencia: Khaled, WT et al. BCL11A is a triple-negative breast cancer gene with critical functions in stem and progenitor cells. Nat Comm. 2015. Jan 09. doi:10.1038/ncomms6987

Fuente: http://www.sanger.ac.uk/about/press/2015/150109.html

Cáncer de mama triple negativo. Carcinoma de pecho. Imagen: By Ed Uthman from Houston, TX, USA [CC-BY-2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0)], via Wikimedia Commons

Carcinoma de pecho. Imagen: By Ed Uthman from Houston, TX, USA [CC-BY-2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0)], via Wikimedia Commons

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

1 Response

  1. 20 de enero de 2016

    […] atrículo sobre Cáncer de Mama Triple Negativo […]

Deja un comentario