Influencia de la edad epigenética en el riesgo de mortalidad

La metilación del ADN es una modificación epigenética, esto es,  un mecanismo capaz de influir de forma reversible en la expresión génica sin alterar la secuencia del ADN, consistente en la adición de un grupo metilo al nucleótido citosina. La metilación del genoma varía a lo largo de la vida y puede ser influida por el estilo de vida, los factores ambientales y la propia variación genética del individuo. La relación entre determinados cambios en los niveles de metilación del genoma y la edad ha sido recientemente demostrada en diversos trabajos, en los que se han desarrollado predictores de la edad a partir de información de metilación del ADN, y en los que se ha sugerido que la diferencia entre la edad predicha mediante la metilación (o edad biológica) y la edad cronológica podría ser considerada como un biomarcador para estimar el riesgo de enfermedades relacionadas con la edad o de mortalidad. Sin embargo, hasta ahora ningún estudio había evaluado esta hipótesis.

Esta semana, un trabajo liderado por la Universidad de Edimburgo  ha confirmado las predicciones al encontrar que cuanto mayor es la diferencia entre la edad estimada a partir de los niveles de metilación del genoma y la edad cronológica, aumenta el riesgo de mortalidad.

En el estudio, se obtuvo la edad biológica (basada en el grado de metilación del ADN obtenido de sangre) de más de 4.500 personas de edad adulta o avanzada,  procedentes de cuatro grupos de estudio o cohortes diferentes, de los que hizo un seguimiento de hasta 14 años. Al comparar cuánto se alejaba el valor de la edad biológica respecto a la edad cronológica con el riesgo de mortalidad, los investigadores observaron que para aquellos en los que la diferencia era mayor de 5 años el riesgo aumentaba un 21%. Tras ajustar los valores en función de la educación, clase social, hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares, consumo de tabaco o variantes del gen APOE el riesgo de mortalidad seguía siendo más alto, en un 16%, en aquellos en los que edad biológica y cronológica se diferenciaban en más de 5 años.

Además, los investigadores estimaron la heredabilidad, o contribución genética a la variabilidad de un rasgo, y obtuvieron que un 40% de las diferencias en la población para el valor que compara ambas edades, biológica y cronológica, es debido a la variación genética.

Los autores del trabajo concluyen que la estima del envejecimiento acelerado, es decir, la desviación entre la edad biológica medida de la metilación del ADN y la edad cronológica es un rasgo heredable con el que se puede predecir la mortalidad independientemente de otros factores como la salud general o el estilo de vida. “Esta nueva investigación aumenta nuestro conocimiento sobre la longevidad y el envejecimiento saludable,” indica Ian Deary, investigador principal del trabajo. “Es emocionante, ya que ha identificado un nuevo indicador de envejecimiento, que mejora la predicción de la esperanza de vida por encima de la contribución de factores como el tabaco, la diabetes y la enfermedad cardiovascular.”

Referencia: Marioni RE, et al. DNA methylation age of blood predicts all-cause mortality in later life. Genome Biol. 2015 Jan 30;16(1):25.

Fuente: http://www.ed.ac.uk/news/2015/dnaclock-300115

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario