Bloquear los telómeros: nueva estrategia contra el cáncer

Amparo Tolosa, Redacción Genética Médica News

 

Los telómeros son estructuras localizadas en el extremo de los cromosomas cuya función es evitar la pérdida de material hereditario a lo largo de las sucesivas divisiones celulares, en las que el ADN debe ser replicado. Uno de los métodos de las células tumorales para impedir la senescencia asociada a las múltiples divisiones, a través de las que se van acortando los telómeros, es activar el complejo enzimático en el que participa la enzima telomerasa, encargado de mantener los telómeros. Por esta razón, una aproximación lógica al tratamiento del cáncer se centraba en inhibir a la enzima telomerasa en las células tumorales, con el objetivo de impedir el alargamiento de los telómeros. Sin embargo, a pesar de algunos resultados positivos, el tiempo necesario para que el acortamiento de los telómeros se convierta en letal puede ser demasiado largo para resultar efectivo frente a los tumores más agresivos.

Un estudio dirigido por el grupo de Telómeros y Telomerasa del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) propone una nueva estrategia de acción: bloquear una de las proteínas, denominadas shelterinas, que forman parte de la estructura del telómero e impedir que éste ejerza su función. Concretamente, los investigadores consiguieron bloquear la proteína TRF1, tanto genética como farmacológicamente en un modelo de ratón de cáncer de pulmón agresivo. Los resultados del trabajo indican que la inhibición de TRF1 es efectiva tanto para eliminar las células del cáncer como para frenar el crecimiento de los tumores y lo que es más importante, que su toxicidad no es elevada para los tejidos no tumorales. Además, el bloqueo de TRF1 también afecta a las células madre del cáncer, lo que favorecería que los tumores no reaparecieran con el tiempo.

“Nadie había explorado la idea de usar una de las shelterinas como diana contra el cáncer,” indica María Blasco, directora del grupo de investigación. “La dificultad de encontrar fármacos que afecten la unión de proteínas al ADN, y la posibilidad de que estos fármacos fueran muy tóxicos, hizo que nadie lo explorara hasta ahora, aunque es algo que tiene mucho sentido.”

Una vez encontrados dos tipos de compuestos efectivos contra el cáncer mediante el bloqueo de TRF1, el siguiente paso del equipo es la búsqueda de socios en la industria farmacéutica con los que poder trasladar los resultados del trabajo en el modelo de ratón al desarrollo de fármacos aptos para los pacientes humanos.

Referencia: García-Beccaria M, et al. Therapeutic inhibition of TRF1 impairs the growth of p53-deficient K-RasG12V-induced lung cancer by induction of telomeric DNA damage. EMBO Molecular Medicine. 2015

Fuente: https://www.cnio.es/es/news/docs/maria_blasco_13may15_es.pdf

 

bloqueo de telómeros. Imagen: Hesed Padilla-Nash y Thomas Ried (Instituto Nacional de Salud, EE.UU.)

Cromosomas y telómeros. Imagen: Hesed Padilla-Nash y Thomas Ried (Instituto Nacional de Salud, EE.UU.)

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario