Imegen

La producción masiva de una familia de microARNs activa la muerte de las células productoras de insulina en la diabetes

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

Islote pancreático. Las células que producen insulina aparecen en verde. By Masur (Own work) [GFDL (http://www.gnu.org/copyleft/fdl.html), CC-BY-SA-3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0/) or CC-BY-2.5 (http://creativecommons.org/licenses/by/2.5)], via Wikimedia Commons

Islote pancreático. Las células que producen insulina aparecen en verde. By Masur (Own work) [CC-BY-2.5 (http://creativecommons.org/licenses/by/2.5)], via Wikimedia Commons.

A nivel mundial, la diabetes afecta a cerca de 350 millones de personas. Ya sea diabetes de tipo 1, en la que el páncreas no produce suficiente insulina, o diabetes de tipo 2, en la que la insulina sí es producida pero el organismo es incapaz de utilizarla, el resultado final es el mismo: los niveles de glucosa en sangre no son regulados de forma adecuada, y su alteración da lugar a daños en diferentes sistemas del organismo..

Un rasgo común para ambos tipos de diabetes es la muerte de las células productoras de insulina, las células beta-pancreáticas. Diferentes mecanismos – inflamación, daño del ADN, estrés oxidativo – han sido relacionados con la muerte de las células beta-pancreáticas, sin embargo, a nivel molecular, este proceso no ha sido descrito en profundidad.

Un reciente estudio dirigido por el Instituto Suizo de Tecnología, acaba de revelar que la familia de microARNs miR-200 interviene de forma activa en el metabolismo y regulación de la apoptosis de las células beta-pancreáticas. Específicamente, la producción masiva de los microARNs de dicha familia induce la muerte de las células productoras de insulina.

Estudios previos habían mostrado ya que los miembros de la familia miR-200 se expresan en las células beta-pancreáticas, y que contribuyen a su apoptosis en respuesta al estrés oxidativo. Sin embargo, no existían evidencias de su papel in vivo. A través de diferentes modelos genéticos y farmacológicos en ratón, los investigadores encontraron que la expresión de la familia miR-200 se eleva en las células productoras de insulina de los animales diabéticos. Y lo que es más, su sobreexpresión induce la muerte de las células beta-pancreáticas, así como la aparición de diabetes del tipo 2. Confirmando estos resultados, la eliminación de los miR-200 reduce la apoptosis de las células productoras de insulina y mejora los síntomas de la diabetes.

El grupo de investigadores, dirigido por Markus Stoffel, ya había identificado recientemente diversos microARNs relacionados con la función de las células beta-pancreáticas: una familia de microARNs necesaria para la división de este tipo celular en respuesta a la necesidad de insulina, y otra implicada en la cantidad de insulina que se produce. “Ahora hemos establecido que una tercera familia, miR-200 es responsable de la vida y muerte de las células beta,” indica Stoffel.

Los microARN son pequeñas moléculas de ARN no codificante, es decir ARN que no es traducido en proteínas, cuya participación en los procesos biológicos no ha hecho más que empezar a ser desvelada. Divididos en familias según su secuencia o estructura, estas moléculas regulan la expresión de genes implicados en el sistema inmune, enfermedades neurodegenerativas, desarrollo embrionario y cáncer entre otros. La identificación del papel de la familia miR-200 en la aparición de diabetes, así como la ruta molecular en la que participa, no sólo amplía el número de procesos en los que intervienen los microARNs, sino que también ofrece una vía farmacológica para el tratamiento de la diabetes. La inhibición de la actividad de los miR-200, concluyen los investigadores, podría convertirse en una estrategia farmacológica potencial para promover la supervivencia de las células beta-pancreáticas.

Referencia: Belgardt BF, et al. The microRNA-200 family regulates pancreatic beta cell survival in type 2 diabetes. Nat Med. 2015 May 18. doi: 10.1038/nm.3862.

Fuente: https://www.ethz.ch/en/news-and-events/eth-news/news/2015/05/life-and-death-of-beta-cells.html

 

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


Acepto el Aviso Legal