PDP online

Los nuevos mapas epigenómicos individuales de tejidos y órganos del cuerpo humano revelan un tipo de metilación poco frecuente

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

Todas las células somáticas de un organismo contienen el mismo genoma. Sin embargo, cada tipo celular puede presentar un perfil de expresión génica diferente, en función de cómo interprete las instrucciones genéticas marcadas por la secuencia de su ADN. Las claves para interpretar o ejecutar estas instrucciones son determinadas por el epigenoma, el conjunto de elementos funcionales – marcas bioquímicas o fragmentos de ARN – que regulan la expresión génica sin modificar la secuencia de ADN.

Los mapas epigenómicos de referencia de más de 100 tipos celulares y tejidos fueron recientemente publicados a través del Programa del Mapa Epigenómico. Continuando con la estrategia de analizar el epigenoma del cuerpo humano y determinar su influencia en la diversidad entre los diferentes órganos y tejidos, un trabajo del Instituto Salk de Estudios Biológicos, en EE.UU., ha obtenido los mapas de metilación, una de las marcas epigenéticas más frecuentes, de diferentes órganos obtenidos de donantes individuales y combinado la información epigenética con la referente a la secuencia genómica y expresión génica global.

Representación de los tipos de tejidos y órganos analizados en el estudio. Imagen cortesía del Instituto Salk de Estudios Biológicos.

Representación de los tipos de tejidos y órganos analizados en el estudio. Imagen cortesía del Instituto Salk de Estudios Biológicos.

“Hemos encontrado que no todos los órganos que investigamos son iguales en términos de patrones de metilación,” indica Joseph R. Ecker, director del Laboratorio de Análisis Genómico del Instituto Salk y uno de los autores principales del trabajo. “Las firmas de metilación son lo suficientemente diferentes entre órganos como para observar los patrones de metilación de un tejido y saber si se trata de músculo, timo o páncreas.”

En las regiones que muestran diferencias en la metilación entre los órganos analizados, que incluyen tanto los denominados “promotores” de los genes como otras regiones, los investigadores observaron una correlación entre los niveles de metilación y la expresión de los genes cercanos. Concretamente, a mayor metilación se observó menor expresión de los genes, lo que apoya la consideración general de que las marcas de metilación suelen actuar como señales indicadoras para que la maquinaria de expresión génica no se active en los genes donde se encuentran.

En diversos tejidos analizados, los investigadores detectaron una cantidad apreciable de metilación fuera de las típicas regiones ricas en dinucleótidos CG, algo no esperado y que sólo había sido observado en el contexto de ciertos tipos celulares como las células madre embrionarias humanas o las células del cerebro. El análisis de este tipo de metilación reveló una distribución específica de tejido y mostró que los genes afectados están involucrados en diferentes funciones. Además, con excepción de las células cerebrales, la metilación en los sitios ajenos a las regiones CG disminuye durante la diferenciación en los diferentes tipos celulares especializados, apuntando a que este tipo de metilación es represiva. El equipo de investigadores opina que estos resultados abren la posibilidad de que la metilación en sitios diferentes a CG actúe en las células madre adultas para reprimir ciertos genes durante la transición al estado diferenciado.

Matthew Schultz, Yupeng He y Joseph Ecker, tres de los autores del trabajo. Imagen cortesía del Instituto Salk de Estudios Biológicos.

Matthew Schultz, Yupeng He y Joseph Ecker, tres de los autores del trabajo. Imagen cortesía del Instituto Salk de Estudios Biológicos.

Por último, utilizando los patrones de metilación los investigadores llevaron a cabo predicciones de genes que se escapan a la inactivación del cromosoma X en tejidos específicos.

En el trabajo del equipo de Ecker se analizó la metilación, expresión y secuencia del genoma en muestras postmortem de diferentes personas sanas, dos hombres, una mujer y un niño. La idea de obtener perfiles epigenómicos de personas sanas, está apoyada por la consideración de que diferentes enfermedades o patologías pueden ser causadas o mostrar una alteración en los patrones epigenéticos de las células afectadas. Disponer de los mapas epigenéticos y entender su participación para el correcto funcionamiento de cada tipo celular es como disponer de las claves para interpretar el libro de instrucciones del organismo. Y lo que es igual de importante, contribuye a facilitar qué sucede en las situaciones patológicas y como esta información podrá ser utilizada en el futuro con fines diagnósticos o pronósticos. “Se puede imaginar que eventualmente, si alguien tiene un problema, una biopsia no buscará únicamente caracterizar las células o los genes, sino también el epigenoma,” manifiesta Ecker.

Referencia: Schultz MD, et al. Human body epigenome maps reveal noncanonical DNA methylation variation. Nature. 2015 Jun 1. doi: 10.1038/nature14465.

Fuente: http://www.salk.edu/news/pressrelease_details.php?press_id=2085

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


Acepto el Aviso Legal