Identificada una mutación que protege frente a una enfermedad causada por priones

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

enfermedad causada por priones. Imagen: NIAID, National Institute of Health (EE.UU.)

Fibrillas de priones. Imagen: NIAID, National Institute of Health (EE.UU.)

Un equipo dirigido por la Unidad de Priones del Medical Research Council, de Reino Unido, ha identificado, tras muchos años de estudio de la enfermedad transmitida por priones denominada kuru, una mutación que protege de la enfermedad a las personas portadoras y que podría contribuir al desarrollo de tratamientos para las enfermedades neurológicas causadas por priones o por agregados de proteínas en las células nerviosas.

Los priones, son partículas proteicas infecciosas con la capacidad de transmitir su conformación anómala a otras proteínas de tipo prión, conocidos principalmente por su papel en el desarrollo de las encefalopatías espongiformes transmisibles (enfermedades neurológicas progresivas como la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, el insomnio fatal o el kuru) para las cuales no existe ningún tratamiento efectivo.

La proteína que actúa como sustrato de los priones es PrP, codificada por el gen PRNP. La función exacta de esta proteína se desconoce, sin embargo, está implicada en el transporte de cobre al interior de las células, la protección de las células cerebrales y la comunicación entre las mismas. Las mutaciones en el gen PRNP pueden dar lugar a la producción de una proteína infecciosa (un prión) que adquiere una conformación anómala y cuando se une a una proteína normal promueve su transformación en prión. La acumulación progresiva de estas proteínas en las células nerviosas induce su muerte y genera los espacios vacíos característicos de los cerebros de los pacientes afectados. De forma paralela, algunos polimorfismos comunes proporcionan cierta protección frente a las enfermedades por priones, presumiblemente a través de la inhibición de la interacción entre priones infecciosos.

El kuru, es una enfermedad neurológica transmitida por priones endémica de ciertas regiones de Papua Nueva Guinea. La propagación de la enfermedad debido a la práctica de canibalismo durante rituales funerarios llevó en los años 50 a una epidemia de kuru responsable de la muerte anual de un 2% de la población.

enfermedad causada por priones. Imagen: Centro de Control y Prevención de Enfermedades, EE.UU.

Perdida neuronal y generación de los espacios vacíos en una muestra cerebral de un paciente con Creutzfeldt-Jakob. Imagen: Centro de Control y Prevención de Enfermedades, EE.UU.

Los investigadores del MRC, en colaboración con el Instituto de Investigación Médica de Papa Nueva Guinea, identificaron una nueva variante de PrP presente en los individuos de la población expuestos a los priones infecciosos pero que no habían desarrollado la enfermedad. A continuación desarrollaron un modelo en ratón en el que introdujeron animales con las dos versiones de la proteína humana: normal y mutante, reproduciendo lo que sucede en humanos, donde la nueva variante siempre se presenta con la normal. Sorprendentemente, la presencia de ambas variantes protegía a los ratones no sólo del kuru, sino también frente a los priones responsables de la enfermedad de Creutzfeldt-Kakob.

“A partir del trabajo en genética humana que la Unidad ha llevado a cabo en Papua Nueva Guinea estábamos esperábamos que los ratones mostraran alguna resistencia a la enfermedad, comenta Emmanuel Asante, líder del equipo que creó los ratones.” Sin embargo, nos sorprendió que los ratones estuvieran completamente protegidos de todas las cepas de priones humanos. El resultado no podía haber sido más claro o dramático”.

“Este es un ejemplo excelente de evolución Darwiniana en humanos: la epidemia de la enfermedad transmitida por priones seleccionando un único cambio genético que proporcionó protección completa contra una demencia invariablemente fatal,” indica John Collinge, director de la Unidad de Priones del MRC y líder del programa de investigación en kuru. El investigador espera que la investigación proporcione información clave sobre cómo se desarrollan las proteínas las conformaciones infecciosas en el cerebro y producen formas comunes de demencia y contribuya al desarrollo de nuevos tratamientos para estas enfermedades incurables en los próximos años.

Referencia: Asante EA, et al. A naturally occurring variant of the human prion protein completely prevents prion disease. Nature. 2015 Jun 10. doi:10.1038/nature14510.

Fuente: https://www.ucl.ac.uk/ion/articles/news/20150611

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)

1 Response

  1. Marilyn dice:

    Ojalá por que se encuentra muchas personas enferma sobre estas enfermedades malditas mas de lo que se piensa. Mi madre falleció por culpa de la maldita enfermedad creuztfled jacob y mi tío hermano de mi madre falleció de lo mismo hace 4 meses atrás ayudenme y ayuden a las personas que se encuentran esta situación .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)