Señales del feto inducen el inicio del parto

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

Mujer embarazada. Imagen cortesía de Marta Yerca.

Mujer embarazada. Imagen cortesía de Marta Yerca.

Aproximadamente 15 millones de bebés nacen de forma prematura cada año, un 13% de los cuales muere debido a las complicaciones derivadas. Por esta razón, conocer qué señales entre el feto y la madre son necesarias para el inicio del parto, es clave para poder determinar las causas de los nacimientos prematuros y desarrollar sistemas de prevención.

Un estudio, publicado en el Journal of Clinical Investigation, y dirigido por la Universidad de Texas Southwestern, acaba de revelar que los pulmones fetales son los encargados de producir las señales moleculares que inician el parto cuando el desarrollo fetal se ha completado.

Mediante diferentes análisis en ratones, los investigadores encontraron que las proteínas SRC-1 y SRC-2 inducen la producción de proteína surfactante A y el factor activador de plaquetas (PAF) en los pulmones fetales y que al ser liberadas en el líquido amniótico, estás moléculas provocan una respuesta inflamatoria en el útero de la madre que activa la expresión de genes implicados en la contracción del miometrio y desencadena el parto. Así, cuando los pulmones desarrollan la capacidad de producir suficiente proteína surfactante para tolerar la respiración, el feto inicia el parto mediante el envío de señales a la madre. La disminución de SRC-1 y SRC-2 en los ratones, provoca un descenso en la producción de proteína surfactante de tipo A y de PAF en los pulmones y retrasa el parto en ratones en uno o dos días, lo que equivale a un retraso de tres o cuatro semanas en humanos. En el caso de los mutantes completos para SRC-1 y SRC-2, aquellos que nacen presentan problemas pulmonares tras el nacimiento, probablemente debido a la falta de proteína surfactante y mueren debido a dificultades respiratorias. Algo similar ocurre en los bebés prematuros de la especie humana, en los que la deficiencia en proteína surfactante aumenta el riesgo a desarrollar síndrome de dificultad respiratoria neonata. Esta proteína pulmonar, producida por células de los alveolos pulmonares, es la encargada de reducir la tensión superficial en los alveolos pulmonares tras el nacimiento, posibilitando la respiración de aire una vez fuera del útero.

Proteína surfactante. Imagen: Jawahar Swaminathan y personal del Instituto Europeo de Bioinformática.

Proteína surfactante. Imagen: Jawahar Swaminathan y personal del Instituto Europeo de Bioinformática.

Los resultados del trabajo han permitido empezar a identificar algunos de los factores moleculares relacionados con la inducción del parto, lo cual podría tener gran utilidad para detectar en el futuro las gestaciones con riesgo a terminar en parto prematuro, actuar para evitarlas e incluso prevenirlas. En el estudio, la inyección de proteína surfactante A o de PAF en el líquido amniótico de embriones con niveles de proteína Src-1 y Src-2 disminuidos era suficiente para que el parto no se retrasara. El siguiente paso será estudiar cómo se transmiten las señales fetales desde el feto a l útero materno y cómo podrían modificarse en caso de ser terapéuticamente necesario.

Referencia: Gao L, et al. Steroid receptor coactivators 1 and 2 mediate fetal-to-maternal signaling that initiates parturition. J Clin Invest. 2015 Jun 22. pii: 78544. doi: 10.1172/JCI78544.

Fuente: http://www.utsouthwestern.edu/newsroom/news-releases/year-2015/june/molecular-mechanisms-mendelson.html

 

 

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)