Las pruebas prenatales no invasivas pueden detectar también el cáncer en la madre

Amparo Tolosa, Genética Médica

 

pruebas prenatales no invasivaswidth=

Imagen: Ernesto del Aguiila, (National Human Genome Research Institute, NIH, EE.UU. www.genome.gov).

Las pruebas prenatales no invasivas permiten analizar el ADN fetal a partir de una muestra de sangre de la madre y detectar así posibles anomalías genéticas en el feto, fundamentalmente cambios en el número de cromosomas, como los que causan el síndrome de Down, el síndrome de Edwards, o el síndrome Patau. En algunos casos, se observa que aunque los resultados de la prueba inicial son anormales, el feto o recién nacido no presenta ninguna alteración cromosómica. Estas discordancias entre las pruebas prenatales no invasivas (cuya tasa de falsos positivos ha disminuido a cerca del 0.2%) y el número real de cromosomas de las células fetales, pueden ser debidas a diferentes factores, como la presencia de células con un número anormal de cromosomas en la placenta (mosaicismo genético en la placenta), el fallecimiento de un gemelo durante el embarazo o, en un pequeño número de casos, problemas de salud relativos a la madre. Entre ellos, cáncer. Por esta razón, ante la presencia de cualquier anormalidad cromosómica detectada mediante las pruebas prenatales no invasivas, ésta debe de ser confirmada mediante otra metodología.

Entonces, si una mujer embaraza tiene un tumor, ¿existe la posibilidad de que éste libere ADN a la circulación sanguínea y de lugar a un falso positivo en las pruebas prenatales no invasivas? Un estudio, publicado en el Journal of the American Medical Association (JAMA), acaba de responder a esta cuestión tras evaluar si ocasional discordancia entre los resultados de las pruebas prenatales no invasivas y los correspondientes cariotipos fetales, obtenidos por amniocentesis o análisis de muestras de vellosidades coriónicas, puede ser debidas a la existencia de alteraciones cromosómicas en la madre asociadas al cáncer. Y la respuesta es que sí.

pruebas prenatales no invasivas.

Imagen cortesía de Marta Yerca.

Los investigadores analizaron más de 125.000 resultados de pruebas prenatales no invasivas, en los que encontraron que en 3.757 casos se habían detectado una o más aneuploidías (alteraciones en el número de crosomosomas) afectando a los cromosomas 13, 18, 21, X o Y. En 10 de los casos se había cáncer en la madre. Para comprobar si la presencia del cáncer se podía determinar a partir de las pruebas prenatales, el equipo examinó 8 de ellos en profundidad, tanto a nivel genómico como clínico. En los ocho se encontraron patrones únicos de ganancia y pérdida de material cromosómico, lo que probablemente explicara la detección de anomalías cromosómicas en las muestras de sangre materna. En los siete casos en los que se disponía de información sobre el cariotipo fetal, éste resultó normal y los niños que nacieron no presentaban ninguna alteración cromosómica aparente.

“Los resultados de las pruebas prenatales no invasivas pueden llevar a hallazgos de patologías maternas subyacentes, lo que, en estos casos, fue debido al cáncer,” indica Diana W Bianchi, directora del Mother Infant Research Institute de la Universidad de Tufts, y responsable del trabajo. La investigadora resalta que las pruebas prenatales no invasivas no están diseñadas para detectar el cáncer, sino que éste constituye un hallazgo inesperado, es decir un resultado relevante para la salud pero que no es el objetivo por el que se realiza la prueba.

Los casos identificados en el trabajo no son los únicos. En un comentario publicado en Nature hace unas semanas, Bianchi comentaba que al menos 26 mujeres embarazadas con resultados de pruebas de sangre anormales habían sido diagnosticadas como pacientes de cáncer y que en 10 de los casos (aunque no lo menciona, en este caso probablemente se trata de las identificadas en el trabajo publicado en JAMA) habían sido las pruebas prenatales las que habían proporcionado las primeras pistas de ello.

pruebas prenatales no invasivaswidth=

ADN. Imagen modificada de Imagen: Darryl Leja, National Human Genome Research Institute (http://www.genome.gov).

Las implicaciones de estos resultados son importantes. Como las pruebas prenatales no invasivas están dirigidas a la detección de alteraciones en el ADN fetal, no suelen incluir formularios de consentimiento informado en los que se proporcione información sobre posibles hallazgos no esperados relativos a la salud de la madre. Del mismo modo, como se trata de situaciones poco corrientes, no existe suficiente información para los profesionales. Por esta razón Bianchi urge a las empresas que desarrollan las pruebas prenatales a incluir información sobre la obtención de resultados secundarios que pueden ser relevantes para la salud de las madres que se someten a ellas e insiste en la importancia de mejorar la educación de las familias y profesionales de la salud respecto a este tipo de pruebas para que puedan tomar decisiones informadas. En paralelo, puesto que la detección del cáncer materno es, con seguridad, el primero de los muchos resultados colaterales con relevancia para la salud que se espera que surjan de los últimos avances en la capacidad de las pruebas prenatales, tanto investigadores como clínicos deberían trabajar para intentar adelantarse a los otros que vayan surgiendo.

“El mensaje para llevarse a casa es que las mujeres deberían ser conscientes de esta posibilidad cuando piden la realización de las pruebas.” Manifiesta Bianchi. “Es necesaria más investigación para estudiar en mayor profundidad esta ocurrencia, para ayudar a guiar a los médicos en cómo asesorar a las mujeres y gestionar sus cuidados médicos.”

Referencias: Bianchi DW, et al. Noninvasive Prenatal Testing and Incidental Detection of Occult Maternal Malignancies. JAMA. 2015 Jul 14;314(2):162-169. doi: 10.1001/jama.2015.7120.

Bianchi DW. Pregnancy: Prepare for unexpected prenatal test results. Nature. 2015 Jun 4;522(7554):29-30. doi: 10.1038/522029a.

Fuentes: https://www.tuftsmedicalcenter.org/News-Events-Media/Press-Releases/2015/Noninvasive-Prenatal-Testing-May-Also-Detect-Some-Maternal-Cancers.aspx

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario