La actividad del gen EDNRB influye en la adaptación a la altitud elevada y la protección de la función cardiaca al nivel del mar

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

EDNRB.

Simien Mountains en Etiopía. By A. Davey from Where I Live Now: Pacific Northwest [CC BY 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/2.0)], via Wikimedia Commons.

Un estudio de la Universidad de California San Diego revela el papel del gen EDNRB en la tolerancia a la falta de oxígeno y adaptación de ciertas poblaciones humanas a las alturas. El gen EDNRB había sido identificado previamente como gen candidato a la tolerancia a la altitud en la población etíope, considerada como la mejor adaptada a la vida en las alturas, sin embargo su función exacta al respecto no había sido evaluada.

“Esta es la primera demostración de que un gen implicado en la adaptación a la elevada altitud es crítico para la protección de la función cardiaca en la hipoxia moderada o grave al nivel del mar,” indica Gabriel Haddad, director del trabajo. “Además de mejorar la salud de los más de 140 millones de personas que viven sobre los 8.000 pies de altura, la información de cómo se han adaptado los etíopes a la vida a elevada altitud podría ayudarnos a desarrollar nuevas y mejores terapias para las enfermedades relacionadas con niveles bajos de oxígeno que tienen lugar a nivel del mar – como los ataques al corazón o derrames cerebrales.”

EDNRB (endothelin receptor type B) codifica para una proteína receptora de la endotelina, un péptido vasoconstrictor que aumenta la presión sanguínea. Los investigadores generaron un modelo en ratón en el que observaron que los animales que carecen de una de las dos copias funcionales del gen toleran bien la presencia de niveles reducidos de oxígeno, manteniendo la funcionalidad del corazón y otros tejidos, lo que apunta a que la disminución de la actividad del gen mejora la capacidad cardíaca en condiciones de hipoxia.

El análisis de expresión en los ratones con niveles reducidos de Ednrb reveló tres genes, Nppa, Sln y Myl4, cuya expresión presenta diferencias respecto a los ratones normales. Los tres genes muestran actividad específica en las aurículas del corazón y sus niveles de expresión disminuyen en condiciones de hipoxia, lo que lleva a los investigadores a plantear que ejercen un papel en la mejor capacidad cardiaca de los ratones durante la hipoxia.

EDNRB

Territorios del corazón.By Patrick J. Lynch, medical illustrator (Patrick J. Lynch, medical illustrator) [CC-BY-2.5 (http://creativecommons.org/licenses/by/2.5)], via Wikimedia Commons

Los resultados del trabajo no sólo muestran los mecanismos por los que la disminución en la actividad de EDNRB puede favorecer la adaptación a la vida a elevadas altitudes, donde la concentración de oxígeno es menor, sino que plantean posibles estrategias terapéuticas basadas en la regulación del gen o las rutas en las que interviene.

“La idea de que reducir la expresión del gen EDNRB funcional para ayudar a las células y tejidos a soportar la hipoxia extrema es atractiva y podría llevar a nuevas terapias para el fallo cardiaco en el futuro cercano,” afirma Tsering Stobdan, primer autor del trabajo.

Referencia: Stobdan T, et al. Endothelin receptor B, a candidate gene from human studies at high altitude, improves cardiac tolerance to hypoxia in genetically engineered heterozygote mice. Proc Natl Acad Sci U S A. 2015 Aug 3. pii: 201507486.

Fuente: http://health.ucsd.edu/news/releases/Pages/2015-08-03-genetic-adaptation-for-high-altitudes.aspx

 

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


Acepto el Aviso Legal