Un control genético más relajado aumenta la plasticidad cerebral humana

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

plasticidad cerebral. Imagen: Young adult male chimpanzee (Photo: Frans de Waal, Emory University). doi:10.1371/journal.pbio.0030202.g001

A pesar de sus enormes aptitudes la capacidad cerebral y cognitiva del chimpancé es mucho más pequeña que la nuestra. Imagen: Young adult male chimpanzee (Photo: Frans de Waal, Emory University). doi:10.1371/journal.pbio.0030202.g001

Los chimpancés pueden usar herramientas, utilizan vocalizaciones complejas para comunicarse entre sí y son capaces de resolver problemas. No obstante su capacidad cerebral y cognitiva es mucho más pequeña que la nuestra.

Un reciente estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) sugiere que la razón por la que los humanos aprenden y se adaptan con mayor flexibilidad al ambiente es un control genético más suave del desarrollo cerebral.

Los investigadores analizaron la estructura y morfología cerebral de 206 chimpancés y 218 humanos mediante resonancia magnética, lo que permitió reconstruir modelos tridimensionales de la superficie de la corteza. Ambas muestras incluían gemelos monocigóticos, gemelos no monocigóticos y hermanos. Al conocer las relaciones familiares entre los individuos de las muestras, el equipo pudo estimar la heredabilidad de las diferentes dimensiones o variables cuantitativas, esto es, la proporción de su variabilidad de la que son responsables los genes.

plasticidad cerebral

Un control genético más relajado es el responsable de que los humanos aprendan y adapten al ambiente con mayor flexibilidad que los chimpancés. Imagen: cortesía de Marta Yerca

De este modo encontraron que la heredabilidad de la morfología de la corteza cerebral, la proporción de su variación en la que intervienen los genes es menor en la especie humana que en la de los chimpancés. Esta característica hace que la corteza cerebral humana responda mejor y se adapte a las influencias ambientales, experiencia o interacciones con otros individuos.

EL relajado control genético de la organización cortical del cerebro es especialmente intenso en las áreas de asociación lo que lleva a los investigadores a proponer que la propiedad anatómica de una plasticidad cerebral aumentada, muy relacionada con el patrón de desarrollo (los bebés humanos nacen con un cerebro menos desarrollado que los bebés chimpancés), podría ser la base de la capacidad para adquirir los comportamientos complejos y culturales característicos de nuestra especie.

Referencias:

Gomez-Robles A, et al. Relaxed genetic control of cortical organization in human brains compared with chimpanzees. 2015. Doi:   10.1073/pnas.1512646112

Shultz D. Humans can outlearn chimps thanks to more flexible brain genetics. Science News. 2015

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)

You may also like...

2 Responses

  1. marco zúñiga dice:

    La explicación de la actividad psíquica (cualquier manifestación conductual de la persona, “acrividad personal”) tiene dos determinantes: (1) a partir de sus genes, por mecanismos epigenéticos estructura y organiza las redes neurales, incluyendo al neocortex, soporte fisiológico y metabólico de la actividad personal; y (2) a partir de la información social, por mecanismos sociocinéticos reestructura y reorganiza la red cerebral desde la neocorteza a todo el sistema nervioso y a todos los sistemas orgánicofuncionales, tisulares y celulares, incluyendo la información genética y de este modo se desarrolla el soporte neural de la actividad psíquica o conductual o personal. Fuente Bibliográfica. Teoría Informacional de la Personalidad. Pedro Ortiz. Lima, Perú, 1994 a 2011.

  2. marco zúñiga dice:

    Este artículo me permite tener mayor evidencia científica como soporte de la Teoría Informacional de la Personalidad. En ella se explica la actividad psíquica o conductual de la persona, en base a dos determinantes: (1) Genético: que tiene como punto de partida la información genética y que por mecanismos epigenéticos estructura y organiza los sistemas tisulares, orgánico y psíquicos que se expresa en el hombre como actividad psíquica inconsciente -producto emergente de la actividad biológica-; y (2) Cinético: que tiene como modelo de desarrollo la información social y que por mecanismos sociocinéticos reestructura y reorganiza la información psíquica inconsciente transformándola en información psíquica consciente “La consciencia” y que ésta a su vez modifica -plasticidad- desde el neocortex todo el sistema nervioso y los sistemas orgánicos, tisulares y celulares. De este modo el individuo humano se transforma en Personalidad.
    En este artículo “el control genético más relajado aumenta la plasticidad cerebral”. Se puede entender, no tanto como más relajado sino que el tejido cerebral a un mayor desarrollo -el neocortex sobre todo las áreas asociativas anteriores y posteriores pueden “leer” (actuar como una “interfase”) hechos sociales “un código determinado”, como una sonrisa (lexitimia), un gesto, el lenguaje, la puntualidad, la solidaridad y pasarlo la código electroquímico y de esta manera modificar nuestro tejidos y células. Agradeceré comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)