La Genética Médica en 2015

 

Amparo Tolosa, Genética Médica News

El 2015 ha sido un año de intensa actividad en el campo de la Genética Médica y Medicina Genómica.

Gracias a la consolidación de la secuenciación de exomas – la parte del genoma que codifica para proteínas –hemos asistido a la identificación de nuevos genes cuyas mutaciones provocan enfermedades en humanos, ampliando así tanto el conocimiento de las bases biológicas responsables de las enfermedades, como el número de dianas potenciales para el diseño de tratamientos para las mismas.

diferentes estudios han mostrado cómo los patrones epigenéticos normales – bien de metilación del ADN, modificaciones de histonas o expresión de microARNs –se veían alterados en diferentes condiciones o enfermedades y cómo podían actuar de intermediarios entre el medioambiente y los genes durante el desarrollo embrionario o en adultos. Regulación de la expresión. Imagen: Darryl Leja, National Human Genome Research institute (www.genome.gov)

La epigenética en 2015. Diferentes estudios han mostrado cómo los patrones epigenéticos normales se ven alterados en diferentes condiciones o enfermedades. Regulación de la expresión. Imagen: Darryl Leja, National Human Genome Research institute (www.genome.gov)

En paralelo, la publicación en febrero de los mapas epigenómicos de referencia de más de 100 tipos celulares y tejidos, dentro del Programa del Mapa Epigenómico, iniciaba un nuevo periodo para la investigación biomédica, comparable en envergadura al iniciado por la secuenciación del genoma humano. El epigenoma, o conjunto de elementos funcionales que regulan la expresión génica de una célula sin alterar la secuencia de ADN, supone un nuevo nivel de complejidad en la expresión del material hereditario. Así como la secuenciación de exomas puede revelarnos la presencia de un bache en la carretera o una pieza defectuosa durante la síntesis de proteínas, el análisis de epigenomas indicará si la carretera mencionada está bien señalizada o si las instrucciones parar producir los diferentes componentes son las correctas. Siguiendo esta idea, a lo largo del año diferentes estudios han mostrado cómo los patrones epigenéticos normales – bien de metilación del ADN, modificaciones de histonas o expresión de microARNs –se veían alterados en diferentes condiciones o enfermedades y cómo podían actuar de intermediarios entre el medioambiente y los genes durante el desarrollo embrionario o en adultos.

El 2015 ha sido también un año de importantes avances en la comprensión de las bases moleculares que intervienen en el cáncer. Diferentes estudios han abordado el análisis del genoma del cáncer a lo largo de la enfermedad, en respuesta a los tratamientos o asociado a la aparición de resistencia. Esto ha permitido plantear nuevas estrategias de seguimiento de los pacientes basadas en métodos moleculares e identificar nuevas dianas terapéuticas para algunos tipos de cáncer. Igualmente, el 2015 ha sido un año de continuo desarrollo para la inmunoterapia contra el cáncer. Una de las estrategias más prometedoras, la utilización de linfocitos T de diseño, ha sufrido progresivas mejoras, pasando de la obtención linfocitos que reconocen y eliminan células tumorales, a linfocitos que pueden ser programados para reconocer las células del cáncer en determinado momento o localización, minimizando cualquier efecto tóxico colateral.

Imagen: Ernesto del Aguiila, (National Human Genome Research Institute, NIH, EE.UU. www.genome.gov)

Las biopsias líquidas, que permiten estudiar el ADN de las células tumorales a partir de muestras de plasma, han sido uno de los protagonistas del año. Imagen: Ernesto del Aguiila, (National Human Genome Research Institute, NIH, EE.UU. www.genome.gov)

Durante el 2015 hemos asistido al auge de la medicina personalizada, cuyo objetivo es abordar al paciente de forma individualizada, teniendo en cuenta sus características, necesidades y hábitos personales. Los últimos avances en la obtención y manejo de información genómica han abierto el camino a su incorporación como herramienta clave para realizar una aproximación única para cada paciente, tanto en diagnóstico, como en seguimiento o evolución de la enfermedad. Por ejemplo, una parte importante de la medicina de precisión busca diseñar tratamientos personalizados para los pacientes, basados en su composición genética. Desde que a principios de año se lanzara en EE.UU. la Iniciativa Medicina de Precisión, no pocos trabajos han revisado y abordado la utilidad clínica de las herramientas genómicas en el contexto de la medicina personalizada. Igualmente, se han planteado sus limitaciones actuales y los objetivos a cumplir para su completa integración en la práctica clínica, especialmente en el terreno de la oncología. En este contexto, el desarrollo de las denominadas biopsias líquidas, que permiten estudiar el ADN de las células tumorales, no desde su lugar de origen –el tumor-, sino a partir de muestras de plasma (también de líquido cerebroespinal) ha recibido un gran interés y se presenta como uno de los principales logros del año.

Edición del genoma. Imagen: Stephen Dixon y Feng Zhang (http://www.eurekalert.org/multimedia/pub/51426.php).

La edición del genoma humano y los sistemas de edición del genoma han sido los grandes protagonistas de la Genética Médica este año. Imagen: Stephen Dixon y Feng Zhang (http://www.eurekalert.org/multimedia/pub/51426.php).

Pero sin duda, los protagonistas del año han sido las técnicas de edición del genoma, y particularmente, el sistema CRISPR. El 2015 será recordado como el año en el que se modificó por primera vez el genoma de embriones humanos. Aunque estos embriones eran no viables, es decir, que no hubieran podido desarrollarse en individuos adultos, la posibilidad de cambiar nuestro material hereditario de una forma que pudiera ser transmitida a la descendencia, generó uno de los debates más intensos dentro de la biomedicina de los últimos tiempos. ¿Debía frenarse cualquier modificación del genoma humano, o sólo aquellas que implicaran la transmisión de los cambios a la descendencia? ¿Sería posible modificar el genoma con fines terapéuticos, o únicamente relacionados con la investigación? Finalmente, a principios de diciembre, tras celebrar la Cumbre Internacional sobre la Edición del Genoma Humano, los expertos en la materia concluyeron que es necesario avanzar en la investigación de las técnicas de edición del genoma humano, tanto a nivel básico como preclínico y que dentro del ámbito clínico, de momento, únicamente se podrá plantear la edición del material hereditario de las células somáticas –las que no se transmiten a los hijos –en tanto no se hayan resuelto la cuestiones de seguridad y eficacia relativas a la edición de la línea germinal y exista un consenso social. En paralelo a la polémica de la edición del genoma humano, la técnica CRISPR-Cas, conocida ya como un corta-pega genómico, ha ido perfeccionándose, de forma que ya no permite únicamente modificar una secuencia de ADN, sino que también puede ser utilizada para modificar el epigenoma o regular la expresión de un gen. Las múltiples aplicaciones de este sistema, derivado de los mecanismos de defensa de algunas bacterias frente a la infección viral, están comenzando a ser llevadas a la práctica, y todo parece indicar que los resultados obtenidos hasta el momento son tan solo la punta del iceberg.

En resumen, el 2015 nos ha proporcionado un amplio abanico de herramientas con las que mejorar el diagnóstico de las enfermedades genéticas, así como iniciar el arduo camino hacia la reparación de los errores producidos en el material hereditario responsables de su aparición. Nuevamente, las expectativas para el próximo año son altas. Como siempre, desde Genética Médica, estamos deseando seguir transmitiendo, de forma rigurosa, las próximas novedades y contribuciones de la Genética Médica y la Medicina Genómica.

El 2015 ha sido un año de intensa actividad en el campo de la Genética Médica y Medicina Genómica. Imagen: Composición de portadas de Genética Médica News.

El 2015 ha sido un año de intensa actividad en el campo de la Genética Médica y Medicina Genómica. Imagen: Composición de portadas de Genética Médica News.

 

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

1 Response

  1. excelente la informacion y su importancia en la patologia medica y fundalmente en oncologia

Deja un comentario