La metilación del ADN materno regula el desarrollo temprano del embrión

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

El trofoblasto constituye rl conjunto de células de la capa externa del blastocisto que forman parte de la placenta y son necesarias para la nutrición y correcta implantación del embrión en el útero materno. Imagen cortesía de Veronica La Padula.

El trofoblasto constituye el conjunto de células de la capa externa del blastocisto que forman parte de la placenta y son necesarias para la nutrición y correcta implantación del embrión en el útero materno. Imagen cortesía de Veronica La Padula.

La metilación del ADN juega un papel esencial en el desarrollo embrionario temprano. Sin embargo, el papel de esta modificación epigenética – que no afecta la secuencia de nucleótidos –en la formación del trofoblasto o conjunto de células de la capa externa del blastocisto que forman parte de la placenta y son necesarias para la nutrición y correcta implantación del embrión en el útero materno no había sido evaluado en profundidad.

Un reciente estudio del Instituto Babraham, Reino Unido, acaba de revelar que la metilación del ADN materno interviene en el control de la expresión de genes relacionados con la función del trofoblasto, lo que apunta a un papel de la metilación más extenso del que se pensaba.

Los investigadores analizaron embriones de hembras de ratón deficientes para las enzimas encargadas de metilar el ADN y observaron que además de resultar letal para el desarrollo del embrión, la ausencia de metilación afectaba al trofoblasto, reduciendo la capacidad de adhesión de las células gigantes del trofoblasto que conforman la capa externa del lugar de implantación del embrión, y distorsionando así su capacidad para invadir el tejido uterino.

Además, el equipo analizó los perfiles de expresión de los embriones cuyos patrones de metilación estaban alterados y encontró que 368 genes se expresaban de forma diferente. Muchos de estos genes son importantes para la diferenciación y función de las células que conforman el trofoblasto y están relacionados con rutas moleculares que controlan la adhesión y migración celular. Es el caso del gen Scml2, que codifica para una proteína del complejo Polycomb, cuya metilación del promotor –y consiguiente silenciamiento de la expresión –es mantenida específicamente en las células del trofoblasto.

“Nos sorprendió encontrar que la metilación del ADN en el óvulo juega un papel mayor en el desarrollo de la placenta que la metilación que se produce tras la fecundación, mientras que en el embrión las dos son importantes,” explica Miguel Branco, director del trabajo. “La evolución, al parecer, ha proporcionado a las madres las herramientas para controlar el crecimiento de su progenie durante el embarazo por medio de las instrucciones en el desarrollo de la placenta.”

La metilación del ADN es esencial para el desarrollo del trofoblasto. Imagen: National Institute of General Medical Sciences.

La metilación del ADN es esencial para el desarrollo del trofoblasto. Imagen: National Institute of General Medical Sciences.

Los resultados del trabajo demuestran por primera vez que la metilación del ADN es esencial para el desarrollo del trofoblasto y resaltan el papel de la metilación materna en este proceso. Así, además de actuar a través de los mecanismos de impronta ya conocidos y descritos en trabajos previos, ahora se conoce que la metilación del ADN regula la expresión de genes necesarios para el mantenimiento del embrión. Aunque estudios futuros deberán evaluar si los resultados obtenidos son trasladables a humanos, los investigadores ya especulan que la conservación de la metilación en sitios concretos del genoma probablemente sea relevante para el desarrollo de la placenta también en humanos y que la metilación de los ovocitos ha evolucionado hacia tener un papel importante en las células que dan lugar al trofoblasto.

Por último, el estudio plantea hasta qué punto puede la salud materna influir en la descendencia, incluso antes de la concepción. “Sabemos que la nutrición el ambiente y el envejecimiento afectan al patrón de metilación de ADN en nuestras células, incluyendo los óvulos,” indica Wolf Reik, director del programa de Epigenética en el Instituto Babraham. “Una de las preguntas surgidas de esta investigación es si los cambios en la metilación del ADN relativos a la edad podrían contribuir al deterioro de la calidad de los óvulos, y por tanto afectar al éxito de los embriones o la placenta.”

Referencia: Branco MR, et al. Maternal DNA Methylation Regulates Early Trophoblast Development. Developmental Cell. 2015. Doi: 10.1016/j.devcel.2015.12.027

Fuente: Mum’s in control – even before you’re born. http://www.babraham.ac.uk/news/2016/01/egg_epigenetic_blueprint

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


Acepto el Aviso Legal