Una variante genética rara aumenta el colesterol HDL y el riesgo de enfermedad coronaria

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

Tradicionalmente, los niveles altos de colesterol HDL en plasma se han asociado a un menor riesgo a sufrir enfermedad coronaria, lo que ha llevado a considerarlo como colesterol “bueno”.  Frente al colesterol  “malo” o colesterol unido a lipoproteína de baja densidad (LDL), cuyos niveles elevados han sido asociados a un aumento en el riesgo cardiovascular, el colesterol HDL, unido a lipoproteínas de alta densidad, permite transportar el colesterol no necesario o presente en las arterias, al hígado, para ser excretado. Sin embargo, la relación entre el metabolismo del colesterol HDL y el desarrollo de enfermedades cardiacas es compleja y se empieza a cuestionar que el colesterol HDL proteja de la enfermedad cardiaca de forma directa.

Un reciente estudio de la Universidad de Pensilvania, publicado en Science,  acaba de revelar que los niveles elevados de colesterol HDL no siempre son beneficiosos y que cuando se producen como consecuencia de una mutación en gen SCARB1, pueden incluso aumentar el riesgo a desarrollar una enfermedad coronaria.

En el trabajo, los investigadores analizaron la secuencia codificante de un conjunto de genes relacionados con los niveles de lípidos en plasma en 328 personas que presentaban una elevada concentración de colesterol HDL en plasma. De este modo, identificaron a una mujer portadora de una misma mutación en las dos copias del gen SCARB1, y 4 personas más con una de las dos copias del gen mutadas. A continuación, el equipo evaluó el cambio genético encontrado, que da lugar a un cambio de aminoácido en la proteína,  dentro el contexto de los datos de más de 300.000 personas recogidos por el Consorcio Global de Genética de Lípidos, encontrando que su presencia estaba asociada de forma específica a un aumento en los niveles de colesterol HDL.

colesterol HDL.

Niveles elevados de colesterol HDL causados por una mutación en el gen SCARB1 aumentan el riesgo a desarrollar una enfermedad coronaria. Imagen: Medigene Press S.L.

El gen SCARB1 codifica para la proteína SR-B1, principal receptor del HDL en la superficie de las células. Con el objetivo de determinar cómo afectaba el cambio identificado a la función del receptor, los investigadores generaron células madre pluripotentes inducidas a partir de la persona portadora de la mutación en las dos copias del gen y las diferenciaron en células hepáticas. De este modo observaron, que el cambio daba lugar a la completa pérdida de función del receptor.

Los resultados del trabajo complementan los obtenidos previamente en ratón, especie en la que se ha observado que la sobreexpresión de SCARB1 reduce los niveles de colesterol HDL y la aterosclerosis mientras que la deleción del gen – equivalente a lo que sucede en las personas con mutaciones que afectan a la función del gen en las dos copias de éste- aumenta los niveles de colesterol HDL y acelera la aterosclerosis. No obstante se mantienen algunas diferencias entre ambas especies, ya que la pérdida de SCARB1 afecta a función reproductiva en ratón, mientras que en humanos ésta se mantiene intacta, al menos en la mujer identificada con el cambio en las dos copias del gen.

Los investigadores concluyen el trabajo reconociendo la existencia de evidencias de que la concentración elevada de colesterol HDL no protege directamente frente a la enfermedad coronaria y estiman que la correcta función de las HDL y el flujo de colesterol posiblemente sean más importantes que los niveles absolutos. “El trabajo demuestra que el efecto protector del colesterol HDL depende más de cómo funciona que de cuánto hay presente,” indica Daniel J. Rader, director del trabajo. “Todavía tenemos que aprender mucho sobre la relación entre la función del colesterol HDL y el riesgo a desarrollar una enfermedad cardiaca.”

Además, los autores indican que el incremento o sobre-regulación del receptor SR-BI codificado por SCARB1 podría convertirse en una aproximación terapéutica para reducir el riesgo de enfermedad coronaria en la población general.

Dentro de las perspectivas de futuro para el equipo de investigadores, se encuentra la caracterización de otras funciones en el gen SCARB1 relacionadas con los niveles de colesterol HDL y enfermedad cardiaca, así como la identificación de otros genes relacionados. “Con el tiempo querríamos llevar a cabo pruebas genéticas en las personas con niveles altos de colesterol HDL para asegurar que no tienen mutaciones como ésta que aumenten el colesterol HDL pero no protejan o incluso aumenten el riesgo a una enfermedad cardiaca,” manifiesta Rader.

Referencia: Zanoti P, et al. Rare variant in scavenger receptor BI raises HDL cholesterol and increases risk of coronary heart disease. Science. 2016. Doi: 10.1126/science.aad3517

Fuente: Penn Study Shows a Form of Genetically Elevated “Good” Cholesterol May Actually be Bad.  http://www.uphs.upenn.edu/news/News_Releases/2016/03/rader/

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

1 Response

  1. Luzardo martinez dice:

    Excelente estudio clínico quisiera recibir más información a cerca de el

Deja un comentario