Biopsias líquidas para detectar mutaciones en genes clave para los tumores de pulmón no microcíticos

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

Las biopsias líquidas consisten en el análisis del ADN tumoral que las células del cáncer liberan en el torrente sanguíneo. Imagen: Por John Crawford.

Las biopsias líquidas consisten en el análisis del ADN tumoral que las células del cáncer liberan en el torrente sanguíneo. Imagen: Por John Crawford.

Un estudio acaba de validar la eficacia de las biopsias líquidas para detectar mutaciones en los genes EGFR y KRAS, en muestras de sangre de pacientes con cáncer de pulmón no microcítico, lo que supone un primer paso para determinar qué pacientes pueden beneficiarse de terapias diseñadas frente a estas mutaciones.

Una proporción importante de los pacientes con cáncer de pulmón no microcítico (entre un diez y un quince por ciento) tienen mutaciones en el gen EGFR, que codifica para el receptor del  factor de crecimiento epidérmico. Estas mutaciones aumentan la actividad del receptor EGFR y provocan una hiperactivación de rutas moleculares relacionadas con el crecimiento y supervivencia celular, dirigiendo la aparición y desarrollo del tumor.

Los cánceres de pulmón no microcítico causados por mutaciones en EGFR pueden ser tratados con inhibidores de la función del receptor, aunque con el tiempo puede desarrollarse resistencia a través de la aparición de mutaciones en el mismo u otro gen, algunas de ellas también tratables. Así, la determinación de la presencia de mutaciones en EGFR en los pacientes de cáncer de pulmón no microcítico es un paso crítico para poder establecer el tratamiento más adecuado y efectivo, no sólo al inicio del diagnóstico, sino también en los casos en los que se ha desarrollado resistencia a la terapia inicial.

Desde hace unos años, las biopsias líquidas, basadas en el análisis del ADN que las células tumorales liberan en el torrente sanguíneo tras su muerte, se han presentado como una herramienta de gran potencial para el diagnóstico y pronóstico del cáncer, debido a su rapidez de análisis y a la posibilidad de obtener la muestra necesaria de forma no invasiva. Sin embargo, la incorporación de una técnica de este tipo en la práctica clínica requiere llevar a cabo una evaluación de su utilidad clínica.

Células de cáncer de pulmón no microcítico. Imagen: Ed Uthman (CC BY 2.0 https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/)

Células de cáncer de pulmón no microcítico. Imagen: Ed Uthman (CC BY 2.0 https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/)

En el reciente artículo, los investigadores han llevado el primer estudio prospectivo de la utilización de la genotipación mediante PCR digital y detección de mutaciones en los genes EGFR y KRAS a partir de muestras de plasma. En él, se incluyeron dos tipos de muestras tomadas de 180 pacientes con cáncer de pulmón no microcítico recientemente diagnosticados y 60 que habían desarrollado resistencia a un tratamiento previo: muestras de sangre y biopsias convencionales de tejido. El ADN extraído del plasma de la sangre fue analizado para identificar dos mutaciones relevantes en el gen EGFR (una implicada en el desarrollo del tumor y otra asociada a la resistencia al tratamiento), y una en el gen KRAS, destinada a descartar la presencia de otras mutaciones potencialmente tratables. Además, los datos obtenidos de la biopsia líquida se compararon con aquellos derivados del análisis genético de la biopsia.

Los resultados del trabajo muestran, en primer lugar, que las biopsias líquidas proporcionan los resultados en menor tiempo –una media de 2-3 días –del necesario para repetir la biopsia y análisis genético de las biopsias convencionales, que requiere una media de 27 días.

También revelan que el valor predictivo del ensayo es del 100% para la detección de estas mutaciones, en el caso de la mutación en EGFR primaria relacionada con el inicio del tumor y 79% en el caso de los pacientes con una mutación asociada a la resistencia al tratamiento. Además, la biopsia líquida fue capaz de detectar ésta última mutación en casos en los que no  se había detectado mediante la biopsia de tejido habitual. “Una simple biopsia únicamente analiza una parte del tumor, y podría dejar pasar una mutación presente en cualquier parte del cuerpo,” señala Geoffrey Oxnard, investigador en cáncer de pulmón en el Dana-Farber and Brigham and Women’s Hospital y director del trabajo. “Una biopsia líquida, por el contrario, podría reflejar mejor la distribución de mutaciones en el tumor como un todo.”

Respecto a la sensibilidad diagnóstica de la prueba, se obtuvo un valor más modesto que correlacionaba con el número de sitios metastásicos y la presencia de metástasis en el hígado o el hueso. En este sentido, los investigadores indican que los casos en los que la PCR digital no pudo detectar la presencia de mutaciones, podrían deberse a que las células del tumor no contienen la mutación o bien a que no se libera el ADN de dicho tumor en el torrente sanguíneo.

Con el objetivo de determinar la eficiencia del test en el estudio de la evolución del tumor a lo largo del tratamiento, el equipo analizó el ADN libre en plasma de 50 de los pacientes del estudio, desde el inicio del tratamiento. “Aquellos en los que el análisis de la sangre mostró la desaparición de mutaciones en dos semanas tenían una mayor probabilidad de permanecer en tratamiento que los pacientes en los que no se observaba esta reducción,” indica Adrian Sacher, director del trabajo.

Los resultados llevan a los investigadores a concluir que las biopsias líquidas basadas en la detección por PCR digital pueden detectar mutaciones en EGFR con el rigor necesario para su utilización en la clínica.

“Nuestro estudio ha sido el primero en demostrar de forma prospectiva que una técnica de biopsia líquida puede ser una herramienta práctica para tomar decisiones de tratamiento en pacientes de cáncer,” manifiesta Geoffrey Oxnard. “El ensayo ha sido tan exitoso que estamos llevando a cabo la transición del ensayo a una prueba clínica para pacientes con cáncer.”

Referencia: Sacher AG, et al. Prospective Validation of Rapid Plasma Genotyping for the Detection of EGFR and KRAS Mutations in Advanced Lung Cancer. JAMA Oncol. 2016 Apr 7. doi: 10.1001/jamaoncol.2016.0173.

Fuente: ‘Liquid biopsy’ blood test accurately detects key genetic mutations in most common form of lung cancer, study finds. http://www.dana-farber.org/Newsroom/News-Releases/liquid-biopsy-blood-test-accurately-detects-key-genetic-mutation-in-most-common-form-of-ung-cancer-study-finds.aspx

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario