Una mutación en mosaico responsable del síndrome de Curry-Jones

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

síndrome de Curry-Jones.

El síndrome de Curry-Jones está provocado por la presencia de mutaciones en mosaico en el gen SMO, que codifica una proteína clave para la ruta de señalización celular Hedgehog. Imagen: Andrea Laurel (CC BY 2.0, https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/) con modificaciones.

Un estudio, recientemente publicado en el American Journal of Human Genetics revela que el síndrome de Curry-Jones está provocado por la presencia de mosaicismo mutacional en un gen que codifica para un componente clave de la ruta de señalización celular Hedgehog.

El síndrome de Curry-Jones es un desorden congénito caracterizado por la presencia de diferentes anomalías entre las que se encuentran la craniosinostosis, alteraciones de la piel en forma de parches, polisindactilia, y problemas en los ojos (microftalmia y coloboma) e intestino.  Considerada como una patología extremadamente poco frecuente, hasta el momento se había publicado información de únicamente 9 casos.

Las causas del síndrome Curry-Jones permanecían desconocidas hasta la publicación del estudio. Diferentes observaciones clínicas apuntaban a que la ruta de señalización Hedgehog podía estar implicada en el desarrollo de la patología y a que podía tratarse de una condición en mosaico (en la que los pacientes presentan poblaciones de células con las mutaciones responsables y poblaciones de células sanas, sin la mutación). No obstante, la secuenciación de los genes responsables de varios de sus componentes a partir de muestras de sangre había dado resultados negativos.

En una primera aproximación, los investigadores analizaron el exoma o parte codificante del genoma en muestras de fibroblastos de la piel obtenidos de biopsias de 3 pacientes con síndrome de Curry-Jones, y muestra de sangre de un paciente con sintomatología similar, no descrito previamente. El análisis de los datos no reveló ningún candidato a considerar, por lo que los investigadores decidieron comparar datos de dos tejidos diferentes de uno de los pacientes, con el objetivo de detectar posible mosaicismo.

De este modo detectaron la presencia en mosaico de una mutación en el gen SMO que da lugar a un cambio de aminoácido en la proteína que codifica. La mutación aparecía en la mitad de las lecturas de secuencias de ADN en una de las muestras de piel del paciente, y  a muy bajo nivel (en 2 de 40 lecturas) en la muestra obtenida del párpado. La variante identificada cumplía los criterios para considerar a SMO como candidato a causar el síndrome de Curry-Jones: autosómica (no parecía haber un sesgo hacia ninguno de los sexos), en mosaico, e implicada con la ruta Hedghog). SMO codifica para una proteína receptora de ligandos hedgehog, que reconoce la presencia de estas moléculas de comunicación celular fuera de la célula e inicia la cascada de señalización hacia el interior. La mutación identificada ha sido descrita previamente  en algunos tipos de cáncer como el carcinoma de células basales y meduloblastoma, donde se ha observado que mantiene activa la proteína sin que los ligandos activadores estén presentes.

Tras analizar diferentes tejidos de ocho pacientes con síndrome deCurry-Jones, el equipo identificó la misma mutación en el gen SMO  en pequeña proporción, en varios de los tejidos en todos los pacientes, confirmando la presencia de un mosaicismo. Sin embargo, el hecho de que se encuentre en mosaico en todos los pacientes sugiere que como mutación constitutiva (presente en todas las células del organismo) no es compatible con la vida.

Los resultados del trabajo muestran una estrategia efectiva para identificar genes responsables de patologías en el contexto de mosaicismo somático. Además, el efecto de la mutación identificada sobre la señalización Hedgehog abre nuevas vías terapéuticas para el síndrome de Curry-Jones, basadas en la utilización de los recientemente desarrollados inhibidores de esta ruta molecular.

Referencia: Twigg SR, et al. A Recurrent Mosaic Mutation in SMO, Encoding the Hedgehog Signal Transducer Smoothened, Is the Major Cause of Curry-Jones Syndrome. Am J Hum Genet. 2016 May 26. doi: 10.1016/j.ajhg.2016.04.007.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


Acepto el Aviso Legal