Valor clínico del análisis del ADN materno durante las pruebas prenatales no invasivas

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

Analizar el ADN materno durante las pruebas prenatales no invasivas proporciona en algunos casos información relevante para la madre, el feto, o ambos. Imagen cortesía de Marta Yerca.

Un estudio, recientemente publicado en Genetics in Medicine, sugiere que analizar el genoma materno durante las pruebas prenatales no invasivas podría tener relevancia clínica para el embarazo o la madre.

Las pruebas prenatales no invasivas están basadas en el análisis del ADN  de origen fetal presente en el torrente sanguíneo de la madre. Aunque el objetivo principal de estas pruebas es el análisis del ADN fetal (principalmente la detección de posibles aneuploídías, o alteraciones en el número de cromosomas en el feto), la mayor parte del ADN extraído de la muestra de sangre procede de la madre.

El ADN materno deriva de células normales, pero en algunos casos puede reflejar también la presencia de  células tumorales, incluso antes de que exista un diagnóstico para la misma. Además, en este caso, el ADN materno procedente de un proceso canceroso, puede potencialmente interferir con los resultados y no reflejar la composición real del ADN fetal.

El ADN materno original y el ADN tumoral pueden ser diferenciados en base a los perfiles de variación en el número de copias de algunos fragmentos de ADN del genoma. Las CNVs, como se conocen a estos fragmentos de tamaño variable, constituyen una de las formas de variación genética más comunes. La mayoría de ellas se considera benigna. Sin embargo, en algunos casos, pueden tener relevancia clínica.

El objetivo principal de los investigadores del trabajo era evaluar la precisión y el valor clínico del análisis de  CNVs en el genoma materno durante las pruebas prenatales destinadas a detectar aneuploidías en el feto.

Para ello,  analizaron muestras de sangre periférica de más de 9.000 mujeres embarazadas y, en paralelo al diagnóstico prenatal no invasivo, evaluaron la incidencia y localización de CNVs de baja frecuencia. El equipo identificó tanto CNVs recurrentes, con baja penetrancia,  consideradas como factores de riesgo para desórdenes del desarrollo, como CNVs no recurrentes, no relacionadas previamente a ninguna enfermedad.

Los investigadores describen en el artículo cinco casos concretos en los que la detección de ciertas CNVs en el ADN materno resultó relevante, para la madre, para el feto o ambos. Los casos son representativos de los dos tipos de hallazgos inesperados que pueden obtenerse de este análisis: la detección de alteraciones en el genoma materno sobre las que se puede actuar directamente y  las alteraciones cromosómicas maternas que pueden dar lugar a problemas en el feto cuando éste las hereda.

Imagen: Dani Lurie (CC BY 2.0)

Las pruebas prenatales no invasivas se utilizan principalmente para detectar la presencia de anomalías cromosómicas en el feto. Imagen: Dani Lurie (CC BY 2.0).

Dentro de las primeras, por ejemplo, los autores describen la detección de una deleción en el gen RUNX1 en el genoma materno. Esta mutación está relacionada con un desorden congénito que afecta a la función y número de las plaquetas y aunque no siempre es diagnosticada debido a su bajo impacto sobre los adultos, puede tener relevancia en el momento del parto. En el segundo caso, los investigadores incluyen aquellas alteraciones cromosómicas que, si bien pueden no llevar a una manifestación patológica en la madre, pueden tener relevancia para el feto. Este es el caso de un mosaicismo para una deleción del cromosoma 13, una traslocación no balanceada, y dos deleciones en el cromosoma X.

Los investigadores reconocen que incluir el análisis de CNVs en el genoma materno en las pruebas prenatales no invasivas plantea muchas preguntas a nivel práctico (como por ejemplo qué CNVs analizar), así como importantes dilemas respecto al asesoramiento genético (principalmente cómo y de qué informar a las mujeres que se someten a las pruebas).  No obstante, concluyen que “la identificación de CNVs maternas incrementa el cuidado del embarazo y puede considerarse como un beneficio inesperado del análisis de ADN libre en plasma.

Referencia: Brison N, et al. Accuracy and clinical value of maternal incidental findings during noninvasive prenatal testing for fetal aneuploidies. Genet Med. 2016 Sep 1. doi: 10.1038/gim.2016.113

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario