Un estudio de asociación a lo largo del genoma identifica una variante del gen FUT2 que reduce la susceptibilidad a padecer diarrea en niños

 

Mariona Bustamante

ISGlobal, Center for Research in Environmental Epidemiology (CREAL), Barcelona, Spain.

Centre for Genomic Regulation (CRG), The Barcelona Institute of Science and Technology, Barcelona, Spain.

Pompeu Fabra University (UPF), Barcelona, Spain.

CIBER Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP), Barcelona, Spain.

 

Un estudio internacional, liderado por el Dr. Jordi Sunyer, jefe del Programa de Salud Infantil en ISGlobal (www.isglobal.org), identifica una variante del gen FUT2 que se asocia a un menor riesgo de padecer diarrea. Los resultados, obtenidos a partir de un metaanálisis de asociación entre variantes genéticas ubicadas a lo largo del genoma y la enfermedad diarreica en niños de países desarrollados, fueron publicados en la revista Human Molecular Genetics.

En los países desarrollados, la diarrea es causada en su mayoría por infecciones virales, en particular Rotavirus, Norovirus y Adenovirus. En la imagen, estructura característica de los adenovirus. Imagen: Molecule of the day. PDB-101. http://dx.doi.org/10.2210/rcsb_pdb/mom_2010_12.

Las enfermedades diarreicas, a pesar de ser prevenibles y tratables, son la segunda causa de muerte en niños menores de cinco años, provocando unas 760,000 muertes cada año.  Mientras que en países en desarrollo la diarrea es causada por diferentes tipos de patógenos (virus, bacterias y parásitos), en países desarrollados la gran mayoría de los casos se deben a infecciones virales (en particular Rotavirus, Norovirus y Adenovirus).

Hay cada vez más evidencia de que los factores genéticos del huésped explican, al menos en parte, las diferencias individuales en la susceptibilidad y la respuesta a infecciones. La heredabilidad de padecer diarreica durante la primera infancia se ha estimado en >50%. Estudios de niños adoptados han mostrado que el riesgo de muerte prematura por infección del padre biológico, pero no del padre adoptivo, incrementa el riesgo relativo de muerte por infección en el niño adoptado en >5 veces, un riesgo superior al riesgo relativo observado en cáncer o en enfermedades vasculares.

Los objetivos de este estudio fueron identificar variantes genéticas que confieren susceptibilidad a enfermedades diarreicas en niños menores a 2-3 años de países desarrollados, y elucidar los posibles mecanismos biológicos.  Para ello, los autores realizaron un meta-análisis de genoma completo (GWAS), en el marco de un gran consorcio de cohortes de nacimiento con más de 5,000 niños (EAGLE, de Early Genetics and Lifecourse Epidemiology, www.wikigenes.org/e/art/e/348.html).

Después de corregir por el testeo múltiple, se identificó y replicó una asociación significativa con una variante del cromosoma 19 (rs8111874). El patrón de desequilibrio de ligamiento de esta variante cubría una región con varios genes incluido el gen FUT2, del cual se conoce una mutación sin sentido (nonsense) (rs601338, W154X). El análisis de asociación de la variante rs8111874 condicionado a la variante rs601338, sugirió la existencia de una sola señal siendo seguramente la mutación sin sentido (rs601338) la variante responsable del efecto, es decir, la variante causal.

Los niños con el alelo que resulta en una proteína FUT2 truncada, tenían un menor riesgo de padecer diarrea. La proteína FUT2 participa en la producción de los antígenos sanguíneos y tisulares. Los niños con la proteína incompleta no pueden producir determinados antígenos que son usados por virus como el Rotavirus y el Norovirus para entrar en el organismo. Este polimorfismo genético en el gen FUT2 ya se había asociado previamente con un menor riesgo a infecciones por Rotavirus y Norovirus, pero en estudios hospitalarios y no en estudios poblacionales. Además se sabe que esta variante confiere un mayor riesgo a infecciones por Haemophilus influenzae, Neisseria meningitides o Streptococcus pneumoniae, entre otras. También se ha asociado a mayor riesgo de enfermedades autoinmunes como la enfermedad inflamatoria intestinal.

Otros de los mecanismos moleculares identificados fueron la regulación del transporte de iones  y el control de la presión sanguínea. Los genes con la significación estadística menor tendían a expresarse en el tracto intestinal y en el sistema inmunitario, como se esperaba. Pero además se observó que algunos de ellos formaban parte del sistema neurosecretor.

El estudio confirma la implicación del gen FUT2 en la susceptibilidad a la enfermedad diarreica en niños de países desarrollados. Los autores concluyen que se necesitarán estudios con muestras aún más grandes y con diagnósticos más precisos para identificar otras variantes  genéticas de la susceptibilidad a la enfermedad diarreica.

Referencia:

Bustamante M, et al. A genome-wide association meta-analysis of diarrhoeal disease in young children identifies FUT2 locus and provides plausible biological pathways. Hum Mol Genet.

2016 Aug 23.

Fuente: Un estudio identifica una variante de un gen que reduce la susceptibilidad a padecer diarrea en niños.

www.isglobal.org/es/web/guest/new/-/asset_publisher/JZ9fGljXnWpI/content/un-estudio-identifica-una-variante-de-un-gen-que-reduce-la-susceptibilidad-a-padecer-diarrea-en-ninos

 

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario