Importancia de la validación de las líneas celulares utilizadas en investigación

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

Las líneas celulares constituyen una de las principales herramientas en la investigación médica y biológica. En la imagen, se muestra una tinción de células HeLa. Imagen: Tom Deerinck. National Institute of Health. CC BY NC 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-nc/2.0/).

Las líneas celulares constituyen una de las principales herramientas en la investigación médica y biológica. En la imagen, se muestra una tinción de células HeLa. Imagen: Tom Deerinck. National Institute of Health. CC BY NC 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-nc/2.0/).

Un reciente estudio, dirigido por investigadores de la Universidad de Uppsala, Suecia y publicado en Science Translational Medicine, acaba de revelar importantes diferencias genéticas entre una línea celular utilizada en la investigación en cáncer y el tumor original del que deriva. Los resultados remarcan la importancia de la validación de las líneas celulares utilizadas en investigación, para poder asegurar la utilización de la información obtenida con fines traslacionales.

Las líneas celulares constituyen una de las principales herramientas en la investigación médica y biológica. Comparadas con los modelos animales multicelulares, la utilización de cultivo celular supone un sistema más sencillo para estudiar procesos bioquímicos o moleculares, lo que ha permitido mejorar el conocimiento de numerosas enfermedades, analizar la respuesta a fármacos o determinar el efecto de mutaciones concretas en el genoma.

En el campo de la oncología, la investigación con líneas celulares, colonias celulares derivadas las células tumorales de pacientes, ha contribuido a caracterizar algunos de los rasgos típicos del cáncer, así como a desarrollar algunos de los fármacos usados en la actualidad. Las líneas celulares tumorales se generan a partir de células aisladas tras realizar una biopsia a un paciente. Ésta células se crecen en cultivo y se preparan para poder ser mantenidas de forma indefinida en laboratorio.

Una de las grandes controversias de la utilización de líneas celulares del cáncer es hasta qué punto se parecen a aquellas células tumorales de las que derivan tras años de cultivo. En el trabajo los investigadores planean resolver esta cuestión y comparan una línea celular, U87MG,  que ayudaron a desarrollar hace más de 50 años, con la muestra original del tumor del que deriva.

Neuroimagen de un glioma. Imagen: Blondis.

Neuroimagen de un glioma. Imagen: Blondis.

U87MG es una línea celular ampliamente utilizada como referente para el estudio de los gliomas –tumores  derivados de células gliadas que se localizan en cerebro o médula espinal. Esta línea, obtenida y desarrollada originalmente por el laboratorio de la Universidad de Uppsala dirigido por Bengt Westermark,  está disponible de forma pública en el repositorio de la Colección Americana de Cultivos Tipo (ATCC). El equipo de Westermark trabaja habitualmente con la línea original y había detectado señales que comprometían la autenticidad de la línea celular disponible en ATCC.

El equipo analizó el perfil genómico y de expresión de la línea celular original de la Universidad de Uppsala y la de la línea celular de glioma U87MG del repositorio ATCC y los comparó con aquellos obtenidos del tumor original (cuya muestra se obtuvo a partir de muestras microscópicas). De este modo detectaron que a diferencia de la línea celular mantenida por el equipo de Westermark, la línea U87MG del ATCC es diferente genéticamente a las células originales del tumor. Además observaron que la línea disponible en el ATCC se corresponde probablemente en identidad a una línea celular de glioblastoma de origen desconocido.

“La comparación mostró que la línea celular de Uppsala era genéticamente idéntica al tumor original mientras que la línea celular U87MG del ATCC tiene un origen diferente, desconocido,” manifiesta Westermark. “No sabemos en qué momento de los 50 años de cultivo ocurrió el intercambio pero hemos sido capaces de mostrar que la línea ATCC es probablemente derivada de un glioma.”

Los resultados del trabajo plantean si se puede confiar también en otras líneas celulares utilizadas en investigación e indican que la correcta identificación de una línea celular requiere también que el perfil genético se corresponda al del tejido de origen. Este paso será esencial para poder afirmar firmemente que los resultados de un estudio con una línea celular determinada representan lo que sucede en el tumor original.

Referencia: Allen M, et al. Origin of the U87MG glioma cell line: Good news and bad news. Sci Trans Med. 2016. Doi: 10.1126/scitranslmed.aaf6853

Fuente: Forensic DNA analysis questions origin of cultured cells. http://www.uu.se/en/research/news/article/?id=7060&area=2,4,10,16,24&typ=artikel&lang=en

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

2 Responses

  1. Paco bel dice:

    Podria tener relacion con la epigenetica? Se activan los mismos genes para formar un tumor en el cuerpo ,que en el crecimiento in vitro?Se tiene en cuenta el ph,la salinidad del medio ,las propiedades del entorno en que se desarrolla el tumor,con el creciento in vitro de esa misma celula?

  2. En este caso concreto, el problema era que la línea celular aparentemente había sido cambiada por error por otra. En el laboratorio original mantenían la derivada del paciente, pero en la colección tipo había otra. Sin duda las condiciones dle medio influyen en las células, pero en este caso fue un error.

Deja un comentario