Cambios epigenéticos registran en el genoma si una persona ha sufrido un ataque al corazón

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

La alteración del metabolismo del colesterol y otros lípidos está relacionada con diversas condiciones cardiovasculares y metabólicas como la enfermedad coronaria, el síndrome metabólico o la diabetes de tipo 2. Imagen: Territorios del corazón, Patrick J. Lynch, ilustrador médico, [CC-BY-2.5 (http://creativecommons.org/licenses/by/2.5)].

En las enfermedades cardiovasculares complejas intervienen tanto factores ambientales como genéticos. Entre ambos, se encuentra la epigenética. Imagen: Territorios del corazón, Patrick J. Lynch, ilustrador médico, [CC-BY-2.5 (http://creativecommons.org/licenses/by/2.5)].

Un estudio dirigido por la Universidad de Uppsala, Suecia, acaba de revelar la existencia de cambios epigenéticos en el genoma de las personas con historia de infarto de miocardio, lo que podría apuntar al desarrollo futuro de biomarcadores basados en datos epigenéticos.

En el desarrollo de las enfermedades cardiovasculares complejas intervienen tanto factores ambientales, como factores genéticos. Las modificaciones epigenéticas constituyen un puente entre ambos, de modo que los agentes externos como la edad, el tabaco, o la obesidad pueden iniciar procesos que lleven a cambios en el epigenoma que influyan en la regulación de la expresión génica.

“Durante un ataque al corazón el cuerpo envía señales que activan ciertos genes,” señala Asa Johansson, directora del trabajo. “Este mecanismo protege el tejido durante la fase aguda de la enfermedad y restaura el cuerpo tras el ataque al corazón. Por tanto es probable se produzcan cambios epigenéticos asociados al ataque al corazón.” Con esta idea, los investigadores analizaron el patrón de metilación del ADN en muestras de sangre de 729 personas, entre las que se encontraban pacientes con diversas condiciones cardiacas.

Diferentes factores ambientales, pueden remodelar el programa epigenético de una célula, e influir sobre la expresión génica.

El estudio detectó diferencias en la metilación del genoma de aquellas perosnas con historia de infarto de miocardio.

Tras analizar los datos obtenidos, el equipo encontró diferencias en la metilación en el subgrupo de personas formado por aquellos con una historia de infarto de miocardio. Las diferencias se localizaban en 196 genes, de los cuales 42 habían sido relacionados previamente con la función cardiaca, las enfermedades relacionadas y especialmente, con la respuesta a daños por isquemia, como por ejemplo DYSF, SFRP4, NRG1 o GDF15. Estos resultados apuntan a un posible papel de las modificaciones epigenéticas en la patogénesis del infarto de miocardio o la recuperación tras un ataque al corazón.

El tamaño reducido de la muestra, y la existencia de comorbilidad entre las diferentes condiciones cardiacas hacen necesario llevar a cabo más estudios para replicar los resultados. De validarse, los investigadores confían que la información obtenida podría utilizarse para identificar posiciones en el genoma susceptibles de metilarse y servir de biomarcadores para el diagnóstico o predicción de grupos de pacientes en riesgo a desarrollar infarto de miocardio.

Investigación original: Rask-Andersen M, et al. Epigenome Wide Association Study Reveals Differential DNA Methylation in Individuals With a History of Myocardial Infarction. Hum Mol Genet. 2016 Sep 15. Doi: http://dx.doi.org/10.1093/hmg/ddw302

Fuente: The memory of a heart attack is stored in our genes. http://www.igp.uu.se/research_news/?tarContentId=591602&languageId=1

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

Deja un comentario