Autopsias moleculares para descubrir las causas de la muerte súbita cardiaca

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

Diferentes condiciones como la muerte súbita cardiaca, las embolias pulmonares, o las aneurismas, entre otras, causan cada año la muerte inesperada de miles de personas menores de 45 años. Además del drama ocasionado por la pérdida de un ser querido, en estas situaciones, los familiares de los fallecidos se enfrentan a la incertidumbre sobre su propio riesgo a desarrollar la condición fatal.

Las autopsias clínicas representan una herramienta útil para determinar lo sucedido en aquellos casos en los que se desconoce la causa de la muerte. No obstante, en los últimos tiempos el número de autopsias clínicas se ha reducido significativamente. Además, las autopsias tradicionales no siempre son capaces de revelar la causa exacta de una muerte.

Como complemento a las autopsias clínicas tradicionales, las autopsias moleculares, basadas en el análisis del ADN de aquellos fallecidos por muerte súbita y de sus familiares, tienen el potencial de facilitar el diagnóstico e informar a los familiares del riesgo a desarrollar una condición con posibles efectos devastadores sobre la salud. El objetivo final de estas autopsias de ADN sería que los médicos dispongan de información genética útil para poder hacer seguimientos clínicos o tomar medidas preventivas, en caso de riesgo elevado. Así lo plantea un reciente estudio dirigido por el  Scripps Research Institute y el Scripps Translational Science Institute y publicado en el Journal of the American Medical Association.

Imagen: Medigene Press S.L.

Las autopsias moleculares tienen gran potencial para proporcionar información sobre el riesgo de los familiares de personas que fallecieron por muerte súbita cardiaca. Imagen: Medigene Press S.L.

En el trabajo, los investigadores secuenciaron el exoma de 25 casos de muerte súbita, en los cuales las autopsias tradicionales habían permitido identificar la causa probable de 5 de ellos. En 9 de ellos además, fue posible analizar también el material hereditario de los progenitores.

En 10 de los 25 casos, el equipo encontró a nivel genético una causa posible de muerte. En la mayoría de los casos, reportan los autores, se trata de variantes de significado desconocido heredadas de familiares que no habían sufrido muerte súbita y que debido a su frecuencia en la población deben de mostrar penetrancia incompleta en sus efectos –esto es, su presencia no siempre lleva a la manifestación de la condición.

Los autores reconocen que el tamaño de la muestra utilizada en el trabajo es pequeño y que los resultados obtenidos no son definitivos en cuanto a la relación causal de las variantes con la muerte súbita.  No obstante, remarcan el potencial de las autopsias moleculares y señalan la necesidad de llevar a cabo un esfuerzo sistemático y profundo para recopilar y compartir datos genéticos y fenotípicos, con el objetivo de definir de forma más precisa las variantes patogénicas y poder así proporcionar un valor de riesgo a los familiares. “El mensaje para llevarse a casa es que la autopsia molecular, cuando se realiza de forma prospectiva y basada en los miembros de la familia, puede revelar la causa genética de la muerte súbita en diferentes condiciones y proporcionar información sobre el riesgo de los familiares que siguen vivos,” señala Ali Torkamani, director del trabajo.

Referencia: Torkamani A, et al. Molecular Autopsy for Sudden Unexpected Death. JAMA. 2016 Oct 11;316(14):1492-1494. doi: 10.1001/jama.2016.11445.

Fuente: TSRI and STSI Scientists Use ‘Molecular Autopsies’ to Find Clues to Sudden Death. http://www.scripps.edu/news/press/2016/20161011torkamani.html

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)