Identificación de defectos en el corazón de pacientes con progeria que aumentan el riesgo de arritmias y muerte prematura

 

José Rivera-Torres y Vicente Andrés García

Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares

 

Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC), en colaboración con científicos de otras instituciones nacionales e internacionales, hemos identificado defectos en el corazón de pacientes afectados del síndrome de envejecimiento prematuro (Enfermedad de Hutchinson-Gilford, HGPS, o progeria). Estos defectos podrían mostrar relación con un mayor riesgo de padecer arritmias e incluso de provocar la muerte prematura que sufren estos pacientes a edad temprana (adolescencia).

El estudio, publicado en la revista internacional The Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), ha determinado que dicho riesgo de arritmias y muerte prematura se relaciona con anomalías en la transmisión del impulso eléctrico en el corazón de las personas con el síndrome HGPS. Los hallazgos también se han observado en un modelo murino de esta enfermedad con el que trabajamos en el laboratorio. Nuestros resultados abren nuevas líneas de investigación para el desarrollo de nuevas terapias dirigidas a corregir estos defectos que caracterizan el envejecimiento prematuro. Además, el estudio también suministra una valiosa información a tener en cuenta en el estudio de los mecanismos implicados en el envejecimiento normal y en la enfermedad cardiovascular asociada.

La progeria es una enfermedad genética muy rara causada por una mutación en el gen LMNA (se estima que en todo el mundo hay menos de 400 personas afectadas), debido al procesamiento incorrecto del producto génico del mismo. La mutación provoca la síntesis de una forma inmadura de la proteína lamina A que se acumula en el núcleo de las células llamada progerina. En la actualidad no existe tratamientos eficaz contra dicha enfermedad y los pacientes fallecen en la primera o segunda década de vida. Aunque la muerte se debe principalmente a problemas cardiovasculares existe un gran desconocimiento sobre los mecanismos responsables de estas anomalías características de la progeria.

En el estudio que se publica en PNAS se demuestra por primera vez la presencia de alteraciones cardiacas similares en 15 pacientes de HGPS y en nuestro modelo animal. Los resultados muestran el desarrollo progresivo de anomalías en el electrocardiograma tanto de los pacientes analizados como los ratones progéricos. En concreto, las anomalías en la conducción en el corazón de ratones progéricos se acompañan de alteraciones en la localización subcelular de la proteína conexina 43, que también se han apreciado en muestras de corazón de pacientes HGPS. Normalmente, ésta proteína se localiza en estructuras concretas (‘gap-junctions’) que permiten la conexión célula-célula y que son esenciales para la propagación correcta del impulso eléctrico a lo largo de todo el corazón. Su expresión anómala se ha asociado con diversas patologías cardíacas en la población general, e incluso con el envejecimiento fisiológico favoreciendo el desarrollo de arritmias. El estudio publicado en PNAS demuestra una localización incorrecta de la conexina 43 en el corazón progérico, concretamente lateralización y acumulación en la región perinuclear del citoplasma celular.

El estudio publicado en PNAS demuestra una localización incorrecta de la conexina 43 en las células del corazón de pacientes con progeria, concretamente lateralización y acumulación en la región perinuclear del citoplasma celular. Imagen cortesía de Jose Rivera, CNIC.

El estudio publicado en PNAS demuestra una localización incorrecta de la conexina 43 en las células del corazón progérico, concretamente lateralización y acumulación en la región perinuclear del citoplasma celular. Imagen cortesía de Jose Rivera, CNIC.

El trabajo ayuda a comprender mejor las consecuencias cardiovasculares de esta enfermedad. Por ejemplo, los resultados sugieren que la deslocalización de conexina 43 disminuye la conectividad entre cardiomiocitos, aumentando de esta manera el riesgo de arritmias y muerte prematura. Además, estos estudios pueden facilitar el desarrollo de nuevas terapias para corregir los defectos eléctricos cardíacos en progeria.

Por otro lado, algunas de las anomalías en progeria son asimismo características del envejecimiento normal, lo que sugiere que existen mecanismos comunes que provocan alteraciones cardiovasculares en pacientes HGPS y en la población geriátrica. De acuerdo con esta idea, algunos estudios han demostrado la expresión y acumulación de formas inmaduras de lamina A en células y tejidos de individuos no afectados de HGPS. En este sentido, esperamos que el estudio de una enfermedad rara aporte información relevante sobre los mecanismos implicados en envejecimiento normal y la enfermedad cardiovascular asociada.

Referencia: Rivera-Torres J, et al. Cardiac electrical defects in progeroid mice and Hutchinson-Gilford progeria syndrome patients with nuclear lamina alterations. Proc Natl Acad Sci U S A. 2016. Oct 31. Doi: 10.1073/pnas.1603754113

Fuente: PNAS: Identifican defectos en el corazón de pacientes con progeria que aumentan el riesgo de arritmias y muerte prematura. https://www.cnic.es/es/noticias/

 

 

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)