El gen de la neurofibromatosis tipo 1 también relacionado con los rasgos autistas

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

Las mutaciones en el gen NF1 que provocan la neurofibromatosis tipo 1 también contribuyen a la aparición de comportamientos autistas en los pacientes con la enfermedad. Imagen: hepingting - CC BY-SA 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)].

Las mutaciones en el gen NF1 que provocan la neurofibromatosis tipo 1 también contribuyen a la aparición de comportamientos autistas en los pacientes con la enfermedad. Imagen: hepingting – CC BY-SA 2.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/2.0)].

Mutaciones en el gen NF1 dan lugar a la neurofibromatosis tipo 1, un trastorno hereditario caracterizado por la presencia de manchas de color café con leche en la piel, nódulos de Lisch en iris y la formación de neurofibromas ( tumores de tejidos nerviosos) en el tejido subcutáneo, nervios y médula espinal.

Además de su contribución al desarrollo de neurofibromatosis, un reciente estudio sugiere que las diferentes mutaciones del gen NF1 muestran correlación con la variación cuantitativa observada en los trastornos del espectro autista. Aunque los mecanismos de esta relación no están claros, los resultados del trabajo confirman observaciones previas realizadas por los clínicos y ofrecen un marco de acción para mejorar el cuidado y la aproximación a los pacientes con mutaciones en NF1.

En los últimos años diferentes estudios centrados en evaluar los rasgos cuantitativos en espectro autista habían reportado  un aumento en la carga de estas características en los pacientes con neurofibromatosis tipo 1. No obstante, no se había evaluado en detalle esta relación.

Para estudiar la posible comorbilidad de la neurofibromatosis tipo 1 y rasgos cuantitativos del espectro autista, los investigadores recolectaron información exhaustiva de 691 personas diagnosticadas con neurofibromatosis tipo 1. El análisis estadístico detallado de los rasgos autistas en los pacientes analizados reveló que sus valores están desplazados respecto a la población control. Los investigadores concluyen que el gen NF1 probablemente funciona como locus de carácter cuantitativo para el trastorno del espectro autista, y está asociado con una carga elevada de síntomas de este trastorno, lo que  tiene importantes implicaciones para el cuidado de los pacientes con neurofibromatosis tipo 1.

“La neurofibromatosis tipo 1 está causada por mutaciones en un único gen –NF1,” señala Stephanie M. Morris, primera autora del trabajo. “Nuestra investigación indica que este gen está también asociado a los desórdenes del espectro autista en estos mismos pacientes. Esto podría permitir buscar en las rutas moleculares en las que interviene el gen para encontrar rutas comunes que contribuyan al autismo en la población general.”

“En los 25 años que he cuidado niños con neurofibromatosis tipo 1, sólo recientemente hemos empezado a reconocer que estos niños muestran a menudo síntomas de autismo,” indica David H. Gutmann, director del Centro de Neurofibromatosis de la Universidad de Washington y uno de los directores del trabajo. “En el pasado, no entendíamos realmente la asociación entre la neurofibromatosis tipo 1 y el autismo, pero ahora tenemos nuevo conocimientos sobre el problema, lo que nos permitirá diseñar mejores tratamientos para los niños con neurofibromatosis y autismo.”

Formas de autismo.

La relación entre el gen NF1 y los rasgos autistas es relevante tanto para el cuidado de los pacientes con neurofibromatosis como para el estudio de las bases genéticas del autismo. Imagen: Darryl Leja, National Human Genome Research Institute, NIH (www.genome.gov)

La relación entre el gen NF1 y los rasgos autistas es relevante también para el estudio de las bases genéticas del autismo. En la mayoría de los casos los desórdenes del autismo se producen como consecuencia de la influencia de múltiples genes. Sin embargo, en este caso, mutaciones en un único gen tienen un peso importante en la aparición de los síntomas. Así pues, estudiar cómo las mutaciones en NF1 contribuyen al desarrollo de rasgos autistas podría mejorar el conocimiento de los mecanismos que intervienen en una condición que afecta a uno de cada 160 niños.

“Tenemos un desorden causado por un único gen que afecta a un elevado número de personas y que está causando autismo en un número significativo de los afectados,” señala John N. Constantino, también director del trabajo. “Este trabajo podría proporcionarnos una oportunidad para estudiar un único gen y descubrir qué hace para causar los síndromes autistas.”

Investigación original: Morris SM, et al. Disease Burden and Symptom Structure of Autism in Neurofibromatosis Type 1. JAMA Psychiatry. 2016 doi: http://dx.doi.org/10.1001/jamapsychiatry.2016.2600

Fuente: Scientists link single gene to some cases of autism spectrum disorder. https://medicine.wustl.edu/news/scientists-link-single-gene-come-cases-autism-spectrum-disorder/

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


He leído y acepto la política de privacidad. (Recibirás Genética Médica News en PDF cada 2 semanas en tu correo, así como los números de la revista Genética Médica y Genómica. Nuestros suscriptores también reciben cualquier novedad en cuanto a nuestros programas formativos, jornadas gratuitas y eventos en el área de la Genética Médica y Genómica.)