Síndrome del cabello impeinable: identificados tres genes relacionados con una rara anomalía del cabello

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

El síndrome del cabello impeinable es una rara anomalía que hace que el cabello resista cualquier intento de peinarlo de forma corriente. Imagen: Privada. https://www.uni-bonn.de/news/270-2016.

El síndrome del cabello impeinable es una rara anomalía que hace que el cabello resista cualquier intento de peinarlo de forma corriente. Imagen: Privada. https://www.uni-bonn.de/news/270-2016.

El síndrome del cabello impeinable es una rara anomalía del tallo del cuero cabelludo que hace que el cabello sea seco, extremadamente erizado, con un brillo característico y resista cualquier intento de peinarlo de forma corriente. Esta condición se presenta en la infancia y suele mejorar con la edad.

Debido al reducido número de personas afectadas, apenas una centena  de casos registrados en todo el mundo, hasta el momento se desconocían los mecanismos moleculares responsables del síndrome del cabello impeinable. Sin embargo, el esfuerzo colaborativo de varios grupos de investigación, ha permitido, a partir de unos pocos casos, identificar tres genes  implicados en el rasgo.

Los investigadores secuenciaron el exoma completo de 11 niños con síndrome del cabello impeinable y tras contrastar las variantes genéticas identificadas con la información disponible en las bases de datos, descubrieron la participación de tres genes: PADI3, TGM3 y TCHH. Los 11 niños eran portadores de mutaciones en las dos copias de uno de los genes, lo que apunta a un patrón de herencia autosómica recesiva.

Los tres genes encontrados codifican para proteínas que intervienen en la formación del tallo piloso. PADI3 y TGM3 codifican para enzimas que llevan a cabo modificaciones post-traduccionales sobre el producto de TCHH, que es una proteína importante para la estructura del tallo piloso, en combinación con la queratina. “PADI3 modifica a la proteína del tallo piloso TCHH de tal forma que los filamentos de queratina pueden adherirse a la misma,” señala Fitnat Buket Basmanav Ünalan, primer autor del trabajo. “La enzima TGM3 se encarga entonces de producir el verdadero enlace.”

El equipo confirmó el papel de los tres genes en relación a la formación del tallo piloso  en diferentes experimentos en cultivo celular y modelos tridimensionales de proteínas. Además, ratones knockout en los que se había eliminado uno de los genes, Padi3, mostraban alteraciones en su pelaje similares al fenotipo que se observa en humanos.

Los resultados del trabajo, no sólo aportan nueva información sobre un desorden casi desconocido, sino que también ofrecen nuevas claves sobre la formación del cabello y los desórdenes asociados. “A partir de las mutaciones encontradas, se puede aprender mucho sobre los mecanismos implicados en la formación del cabello sano y porqué se producen desórdenes en ocasiones,” señala Regina Betz, profesora en la Universidad de Bonn y directora del trabajo. “Al mismo tiempo, podemos asegurar el diagnóstico clínico del “pelo impeinable” con métodos moleculares genéticos.” Hasta el momento el diagnóstico de esta condición se llevaba a cabo a partir del examen clínico y la visualización del cabello en el microscopio.

El diagnóstico molecular de síndrome de pelo impeinable puede ofrecer algunas ventajas a los afectados por esta condición. Algunas anomalías del cabello aparecen asociadas a enfermedades graves que se manifiestan de forma tardía. Aunque es cierto que el síndrome de pelo impeinable puede causar cierto estrés mental, el rasgo no se presenta asociado de forma conjunta a otros problemas de salud, por lo que los afectados pueden descartar esa posibilidad.

Investigación original: Basmanav FBU, et al. Mutations in Three Genes Encoding Proteins Involved in Hair Shaft Formation Cause Uncombable Hair Syndrome. Am J Hum Genet. 2016. Doi: http://dx.doi.org/10.1016/j.ajhg.2016.10.004

Fuente: Uncombable hair gene discovered. https://www.uni-bonn.de/news/270-2016

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

Deja un comentario