Potencial de la timosina alfa 1 como tratamiento para la fibrosis quística

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

timosina alfa

Estructura molecular de la timosina alfa-1, un péptido con gran potencial de tratamiento para la fibrosis quística. Protein Database 2L9I, visualizada con JSMol.

Un estudio dirigido por investigadores de la Universidad George Washington acaba de identificar un nuevo potencial  tratamiento para la fibrosis quística: la terapia basada en timosina alfa-1, un péptido sintético que replica un péptido producido en la naturaleza, reduce la inflamación observada en los pacientes de fibrosis quística y mejora la actividad y estabilidad de la proteína CFTR responsable de la enfermedad.

La fibrosis quística es una enfermedad autosómica recesiva causada por mutaciones en el gen que codifica para la proteína CFTR (proteína reguladora de la conductancia transmembrana de la fibrosis quística). Las alteraciones en CFTR comprometen la producción o la actividad de un transportador de iones en la membrana de las células. La mutación más frecuente, p.Phe508del, da lugar a una proteína CFTR con actividad limitada, que no se pliega correctamente y lleva a problemas en la permeabilidad celular e inflamación en los órganos afectados, principalmente los pulmones.

A pesar de que existen tratamientos para hacer frente a la fibrosis quística, que han aumentado la esperanza de vida de los pacientes, de momento no hay un tratamiento que actúe de forma conjunta frente a los diferentes efectos de la alteración de CFTR. “Ningún tratamiento puede ser utilizado en solitario,” señala Allan Goldstein, director del trabajo. “Nosotros hemos desarrollado un único tratamiento que potencialmente puede corregir el defecto genético que causa la fibrosis quística y disminuir la inflamación que se produce como resultado.”

 

La timosina alfa ya está aprobada bajo el nombre comercial de Zadaxin, lo que favorece su utilización en futuros ensayos clínicos con pacientes con fibrosis quística.

 

Los investigadores utilizaron un modelo en ratón para la fibrosis quística, al que administraron timosina alfa, un polipéptido presente en la naturaleza que actúa como modulador inmune y es considerado como seguro a nivel clínico cuando se utiliza como agente inmunoterapéutico o adyuvante. Los resultados del trabajo mostraron que la timosina alfa mejora la inflamación y la tolerancia inmune de los ratones portadores de la mutación p.Phe508del en CFTR. Además, el polipéptido mejoró la localización, estabilidad y función de la proteína CFTR mutante a través de diferentes mecanismos, tanto en las células de los ratones mutantes, como en células de pacientes humanos con la mutación.

Los resultados del trabajo apuntan a la timosina alfa como un potencial agente terapéutico para el tratamiento de la fibrosis quística. Por primera vez, un único compuesto es capaz de tratar dos características de la enfermedad como son la inflamación y la alteración de la función de CFTR.

Los investigadores reconocen que la actividad correctiva de la timosina alfa tiene que ser todavía confirmada y evaluada frente a otros compuestos en desarrollo. No obstante, la seguridad mostrada por la timosina alfa (ya aprobada bajo el nombre comercial de Zadaxin) tanto en adultos como en niños, unida a su coste-efectividad apunta a que el péptido podría ser utilizado en ensayos clínicos para evaluar sus posibles beneficios en pacientes con fibrosis quística.

Investigación original: Romani L, et al. Thymosin α1 represents a potential potent single-molecule-based therapy for cystic fibrosis. Nat Med. 2017 Apr 10. doi: http://dx.doi.org/10.1038/nm.4305.

Fuente:  GW Researcher Uncovers Potential New Treatment for Cystic Fibrosishttps://gwtoday.gwu.edu/gw-researcher-uncovers-potential-new-treatment-cystic-fibrosis

 

 

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario