La disminución de actividad de WHSC1, causa principal de la inmunodeficiencia en el Síndrome de Wolf-Hirschhorn (4p-)

 

Elena Campos-Sánchez y César Cobaleda

Departamento de Biología Celular e Inmunología. Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CBMSO), CSIC/UAM, Madrid

 

wolf hirschhorn

El trabajo revela el papel de la proteína Whsc1 en el desarrollo hematopoyético y la función inmune. Imagen: National Institutes of Allergy and Infectious Diseases, National Institutes of Health, CC BY NC 2.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-nc/2.0/).

El Síndrome de Wolf-Hirschhorn (SWH) es una patología que se encuadra dentro del grupo de las enfermedades raras, pues presenta una incidencia de 1 entre cada 20.000 ó 50.000 nacimientos. Está causado por la pérdida de material genético en el brazo corto (p) del cromosoma 4 y es, por tanto, un síndrome originado por la deleción de genes contiguos. Los niños afectados presentan numerosos problemas: alteraciones craneales y faciales, retraso en el crecimiento, discapacidad intelectual, convulsiones de tipo epiléptico y una mayor susceptibilidad frente a las infecciones. Estas deficiencias en el sistema inmune son una importante causa de morbilidad y mortalidad entre los pacientes, y su responsable último no era conocido.

De todos los genes localizados en 4p, quizás el más relevante sea el denominado precisamente Wolf-Hirschhorn Syndrome Candidate-1 (WHSC1). La proteína WHSC1 es una histona-metiltransferasa que actúa como un regulador epigenético en múltiples tejidos del organismo, participando en el control de diferentes procesos como la transcripción génica o la reparación del ADN. Otro aspecto que acentúa enormemente la relevancia funcional de WHSC1 es su participación en patologías tumorales como el mieloma múltiple, donde se le identificó como “Multiple Mieloma-SET domain protein” (MMSET) o las leucemias linfoblásticas agudas infantiles de tipo B.

Ahora, un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CBMSO), ha demostrado que WHSC1 es necesario para el correcto desarrollo y función de varios de los tipos celulares de la sangre. El estudio, publicado en la revista Cell Reports, identifica por tanto a WHSC1 como un nuevo regulador del desarrollo hematopoyético y permite conocer mejor los mecanismos moleculares de las enfermedades en las que dicho gen está implicado.

Los resultados, obtenidos fundamentalmente del estudio de ratones knockout que carecen de Whsc1, indican que este gen desempeña un importante papel en el desarrollo y función de los linfocitos B, participando en diferentes procesos moleculares en los distintos estadios de diferenciación linfoide, y condicionando en gran medida la capacidad de los linfocitos B para la generación de anticuerpos. Igualmente, las células madre hematopoyéticas (responsables de generar todos los tipos celulares de la sangre) necesitan Whsc1 para mantener su eficiencia en la regeneración del sistema sanguíneo. El hecho de que otros tipos celulares, como los fibroblastos, también presenten alteraciones en ausencia de Whsc1 indica que este gen juega un papel esencial en numerosas funciones biológicas y que es responsable en gran medida de muchas de las alteraciones fisiológicas, morfológicas y funcionales presentes en los pacientes con Síndrome de Wolf-Hirschhorn.

Además de descubrir este papel de Whsc1 en el desarrollo hematopoyético y la función inmune, esta investigación ha permitido desarrollar un modelo animal que recapitula las características moleculares y celulares de la inmunodeficiencia de los pacientes de SWH, lo cual proporciona una utilísima herramienta para seguir profundizando en el conocimiento de ésta y otras patologías relacionadas con WHSC1 en humanos.

Referencia: Campos-Sanchez E, Deleyto-Seldas N, Dominguez V, Carrillo-de-Santa-Pau E, Ura K, Rocha PP, Kim J, Aljoufi A, Esteve-Codina A, Dabad M, Gut M, Heyn H, Kaneda Y, Nimura K, Skok JA, Martinez-Frias ML, Cobaleda C. Wolf-Hirschhorn Syndrome Candidate 1 Is Necessary for Correct Hematopoietic and B Cell Development. Cell Rep. 2017 May 23;19(8):1586-1601. doi: http://dx.doi.org/10.1016/j.celrep.2017.04.069

 

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

You may also like...

Deja un comentario