Un perfil genético en un tipo de receptor de la superficie de los eritrocitos protege de la malaria

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

genética y malaria

Glóbulo rojo infectado por malaria. Imagen: National Institutes of Health (NIH).

Un reciente estudio publicado en Science ha identificado un perfil genético en los genes de las glicoforinas que reduce el riesgo a desarrollar malaria en un 40%.

La malaria o paludismo es una enfermedad potencialmente mortal causada por el parásito Plasmodium, el cual infecta y se multiplica en los glóbulos rojos. Transmitida al ser humano por la picadura de los mosquitos del género Anopheles infectados, la malaria afecta a millones de personas en todo el mundo, principalmente en África, donde también se concentra la mayor parte de las muertes causadas por la enfermedad.

El parásito Plasmodium entra en los eritrocitos por medio de receptores localizados en su superficie, lo que ha llevado a plantear la posibilidad de que la variación genética en dichos receptores podría influir en el inicio y avance de la infección.

En el estudio, los investigadores intentan encontrar esta variación genética en las regiones genómicas donde se localizan las glicoforinas, receptores de la membrana de los eritrocitos que reconocen y a los que puede unirse Plasmodium. Un reciente estudio de asociación del genoma completo había encontrado alelos cercanos a los genes que codifican las glicoforinas GYPA, GYPB y GYPE, que conferían una mayor protección frente a la malaria grave, pero hasta el momento no se había caracterizado en profundidad su posible participación o contribución a infección que lleva a la malaria.

Al analizar la región genómica correspondiente a los genes de las glicoforinas en diferentes poblaciones africanas, los investigadores identificaron 27 variaciones en el número de copias de fragmentos de ADN que afectan a GYPA y GYPB. Algunas de ellas mostraron asociación a la resistencia a la malaria grave. Entre las variantes encontradas destacaba una reordenación genómica que implica la pérdida del gen GYPB y la ganancia de dos genes GYPA que codifican un antígeno sanguíneo diferente, que lleva a un  grupo sanguíneo poco frecuente conocido como Dantu.  El equipo estimó que esta compleja variante estructural reduce el riesgo a presentar una anemia grave en un 40%.

Los resultados del trabajo apuntan a que cambios o variación en los genes que codifican para receptores de los eritrocitos relacionados con la infección por parte de Plasmodium pueden influir en la resistencia a la malaria grave. “Estamos empezando a encontrar que la región de las glicoforinas del genoma tiene un importante papel en proteger a la gente frente a la malaria,” señala Dominic Kwiatkowski, profesor en la Universidad de Oxford,  investigador del Wellcome Trust Sanger Institute y director del trabajo. “Con suerte, nuestro descubrimiento de que una variante específica de los receptores glicoforina puede proporcionar protección importante frente a la malaria grave inspirará mayores investigaciones en cómo Plasmodiumm falciparum invade exactamente los eritrocitos.” Los investigadores confían que futuras investigaciones sobre la función y participación de las glicoforinas en la invasión del parásito puedan proporcionar información acerca de puntos débiles que puedan ser explotados para el desarrollo de tratamientos contra la enfermedad.

Investigación original: Leffler EM, et al. Resistance to malaria through structural variation of red blood cell invasion receptors. Science. 2017. Doi: http://dx.doi.org/10.1126/science.aam6393

Fuente: Natural resistance to malaria linked to variation in human red blood cell receptors. http://www.sanger.ac.uk/news/view/natural-resistance-malaria-linked-variation-human-red-blood-cell-receptors

 

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

Deja un comentario