Campus

Cuando el ADN tumoral circulante detectado no es ADN tumoral circulante

Amparo Tolosa, Genética Médica News

 

ADN tumoral

Las células tumorales circulantes son una de las fuentes del ADN tumoral en el torrente sanguíneo. Imagen: Universidad de Granada.

Las biopsias líquidas, basadas en el análisis de ADN tumoral circulante en sangre, se presentan como una prometedora solución para determinar la evolución de un tumor sin la realización de repetidas, y a menudo incómodas, biopsias tradicionales. El principio básico de la técnica es detectar el ADN que las células tumorales vierten al exterior al morir, el cual puede llegar al torrente sanguíneo y permanecer circulando durante un cierto tiempo. Paralelamente, también puede detectarse ADN tumoral en la sangre procedente de células tumorales circulantes que se han separado del tumor del que se originaron.

Numerosas publicaciones han demostrado la utilidad de las biopsias líquidas y su potencial para el diagnóstico y seguimiento del cáncer. Sin embargo, un reciente artículo, publicado en New England Journal of Medicine, acaba de describir un suceso muy poco común que puede complicar la interpretación de los resultados de una biopsia líquida en cáncer. En trabajo, los investigadores señalan que ciertos procesos hematopoyéticos pueden interferir en la interpretación de los resultados de las biopsias líquidas y describen un caso concreto en la práctica clínica real.

El equipo expone el caso de una mujer con adenocarcinoma de colon a la que detectaron nódulos pulmonares en crecimiento. Puesto que la paciente se había negado a que le realizaran una biopsia de pulmón, los investigadores realizaron una biopsia líquida que detectó la presencia de una variante genética patogénica con una proporción de casi el 20% respecto a la variante normal.

Cuando la paciente consintió finalmente en que le llevaran a cabo la biopsia de pulmón, los investigadores detectaron también la variante patogénica en el tumor, pero con una señal muy débil. Este resultado no se correspondía a lo esperado según la pureza de la muestra tumoral de la biopsia de pulmón y la proporción de la fracción de ADN tumoral circulante con la variante. La proporción del ADN con la variante patogénica de la muestra se esperaba que fuera mucho mayor.

Puesto que la frecuencia de la variante patogénica en sangre era mucho mayor que la observada en la muestra de la metástasis al pulmón, los investigadores se plantearon la posibilidad de que la variante obtenida en sangre procediera de las células hematopoyéticas y el resultado de señal muy débil en el tumor se debiera a una contaminación de la muestra tumoral con sangre. Parar resolver esta cuestión, el equipo realizó una biopsia de médula ósea a la paciente, en la que detectó la presencia de la mutación con una mayor intensidad que en las muestras tomadas en pulmón.

Los resultados del trabajo apuntan a la existencia de una hematopoyesis clonal de potencial indeterminado, característica que consiste en la presencia de una mutación somática (no heredada) asociada a condiciones hematológicas malignas, en las células sanguíneas o de la médula ósea, pero que no se manifiesta en el portador con síntomas propios de dichas situaciones.

La hematopoyesis clonal de potencial indeterminado, que afecta a hasta un 10% de las personas mayores de 70 años, interfiere con los análisis de ADN tumoral circulante en sangre. Por esta razón los investigadores reclaman una atención especial a la correlación de datos clínicos y patológicos cuando vayan a tomarse decisiones sobre el tratamiento basadas en los resultados de una biopsia líquida. Por ejemplo, en el caso descrito en el trabajo, los resultados del análisis de ADN tumoral circulante reflejaban un proceso totalmente independiente de la metástasis de colon a pulmón que se pretendía analizar.

Referencia: Zhang BM, et al. IDH2 Mutation in a Patient with Metastatic Colon Cancer. N Engl J Med. 2017 May 18;376(20):1991-2. doi: http://dx.doi.org/10.1056/NEJMc1701072

 

 

 

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.


Acepto el Aviso Legal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Normas de uso

La Revista Genética Médica permite realizar comentarios sobre su contenido para favorecer la participación de los lectores, con el objetivo de ofrecer una plataforma de debate y discusión sobre los temas tratados.

El contenido de Genética Médica es de carácter general y tiene una finalidad informativa. La mención de cualquier método, terapia, tratamiento o servicio no debe ser considerado una garantía para su utilización. Determinar el adecuado tratamiento para un paciente es responsabilidad de los médicos y facultativos. La información proporcionada en Revista Genética Médica ha sido diseñada para apoyar, y en ningún caso reemplazar, la relación que existe entre un paciente y su médico.

Para asegurar que todos los lectores tienen una buena experiencia, la Revista Genética Médica solicita que los comentarios sigan unas normas básicas. Los comentarios son evaluados antes de su publicación y moderados por los miembros de la Oficina Editorial de Revista Genética Médica diariamente. Cualquier comentario que no cumpla los principios indicados no será publicado.

Los comentarios están abiertos al público general por lo que los lectores deben considerar que su contenido no necesariamente ha sido realizado por un profesional médico.

Los usuarios tendrán en cuenta que los comentarios serán públicos y cualquier persona con acceso a internet podrá verlos. Los usuarios pueden publicar información personal propia (teniendo en cuenta que será pública) pero no la de otras personas. Los comentarios no podrán ser modificados.

Los principios seguidos para la publicación de comentarios serán:

  • Todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y calidad de los contenidos de Revista Genética Médica serán bienvenidos. Los usuarios se comprometen a proporcionar información veraz y contrastable. Cada usuario proporcionará referencias y/o enlaces que justifiquen sus afirmaciones sobre medicina y salud, siempre que no se trate de una experiencia personal vivida por él mismo.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • En caso de mencionar publicaciones científicas o datos específicos, se citarán las fuentes que en el comentario.
  • Sólo se aceptará la presencia de enlaces en los comentarios cuando su contenido cumpla los principios de publicación de comentarios y estén relacionados con el tema.
  • No se aceptarán comentarios difamatorios o falsos, insultos, amenazas, o ajenos al tema del que trate el artículo. En la misma línea no se aprobará la publicación de comentarios con contenido xenófobo, racista, sexista, homófobo o discriminatorio hacia cualquier religión o colectivo.
  • Los mensajes escritos al completo en mayúsculas no serán aceptados.
  • Mensajes publicitarios, o de cuestiones no relacionadas con el tema del artículo no serán aprobados para su publicación.

Si te ha gustado el artículo, suscríbete ahora de forma gratuita a la Revista Genética Médica y recíbela cada 2 semanas.

(function() { if (!window.mc4wp) { window.mc4wp = { listeners: [], forms : { on: function (event, callback) { window.mc4wp.listeners.push({ event : event, callback: callback }); } } } } })();


Acepto el Aviso Legal